Las oportunidades de negocio tras la regularización del cannabis en algunos estados de EEUU no cesan. Tras el chocolate con marihuana o los hoteles de lujo donde disfrutar de una exclusiva fumada, la industria vitivinícola norteamericana se prepara para lanzar el vino mezclado con infusión de cannabis, el Mary Janes Wines. Y su precio puede alcanzar los 400 dólares por botella.

Aunque en California el consumo de marihuana está restringido por prescripción médica, se prevé que acabe por legalizar el consumo recreativo. Por ello, son muchas las compañías que se están preparando sus propuestas para la futura industria del cannabis legal.

Mary Janes Wines, afincada en California, es una de esas compañías que quiere unir de manera atractiva el mundo de la uva y el vino -tradición en este estado- con el incipiente mercado del hachís -. Para ello, este productor de vino ha creado una bebida donde mezcla vino de alta calidad con una infusión de cannabis. El resultado es un vino verde que proporcionará una «experiencia que cambiará su vida. Es posible que nunca mires al vino de la misma manera», asegura Mary Janes Wines en su web.

Además, esta compañía californiana dice que este vino fue creado para proporcionar una vía de consumo por las propiedades medicinales y curativas de la planta. Es más, Mary Janes Wines se ha puesto como propósito  el «emparejamiento de algunos de los mejores CDB – cannabidiol: principal componente de la planta del cannabis–  con las mejores uvas», uniendo así las propiedades saludables de la planta y la fruta. Asimismo, utilizan semillas esterilizadas con la cáscara para favorecer un mayor contenido de fibra. 

Aunque Mary Janes Wines todavía se encuentra en fase de búsqueda de apoyos económicos e inversionistas, ya han comenzado una importante campaña de marketing que atraiga al público. Lo cierto, además de vino Mary Janes Wines busca crear una comunidad que abarque una amplia gama de estilos de vida. «El amor que tenemos por el arte, la música y el vino, junto con la alianza por la comunidad del cannabis nos empuja a proporcionar este producto», sentencia en su web. 

Algunos famosos como la cantante Melissa Etheridge ya han probado este vino y han compartido su experiencia: «Hay un poco de rubor después del primer sorbo, pero el efecto es muy alegre, y al final de la noche se duerme muy bien.»

Fuente