En un estudio observacional realizado en hospitales no se encontraron pruebas de que el consumo de cannabis aumente el riesgo de accidentes cerebrovasculares. «Nuestro estudio observacional se centró específicamente en el reciente consumo de cannabis, revisando los análisis de drogas datos de las personas admitidas en el hospital. Aunque se necesita más investigación con un mayor número de personas, nuestro estudio apoya los estudios que muestran que el consumo de cannabis no aumenta el riesgo de la apoplejía», dijo la investigadora Dra. Carmela San Luis, de la Universidad de Mississippi en Jackson, EE.UU..

Específicamente, los investigadores encontraron que el uso de cannabis no afectaba el riesgo de un accidente cerebrovascular isquémico, que es el tipo más común de derrame cerebral y es causado por un coágulo de sangre en el cerebro. Para el estudio, San Luis y su equipo recogieron datos de más de 9.300 personas que habían sido admitidas en un hospital y se le hizo un examen para detectar el uso de drogas. El dieciocho por ciento, 1.643 personas, dieron positivo en uso de cannabis.Es probable que estos participantes sean hombres jóvenes y fumadores actuales. En este grupo, el 8 % sufrió un derrame cerebral, en comparación con el 16% de las personas cuyo análisis de drogas mostró que no consumían cannabis. Después de tener en cuenta otros factores, como la edad, la presión arterial alta, el colesterol alto, la anemia drepanocítica, obesidad, diabetes, tabaquismo y condiciones cardíacas que los investigadores no pudieron encontrar ninguna conexión entre el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y el consumo de cannabis.

UPI of 4 June 2020

Fuente IACM