La máxima magistratura del país europeo sentenció que productos como hojas, flores o resina de la marihuana son legales.

Desde 2016, existe una ley en Italia sobre el cultivo de las plantas de marihuana y cáñamo y se permitía con una interpretación de la ley comercializar productos con una baja concentración, de hasta el 0,6 % de tetrahidrocannabinol -THC, la sustancia que da el efecto psicoactivo-. (Imagen ilustrativa)

El Tribunal Supremo italiano consideró hoy que son ilegales todos los productos derivados de la marihuana, como las hojas, flores, resinas o aceites, que se pueden adquirir en las tiendas que venden la llamada «marihuana light».

Así lo decidieron las secciones unidas del Tribunal Supremo después de que en esta misma corte se hayan emitido dos sentencias contradictorias respecto a la incautación de los productos de una tienda de la localidad de Prato, en el centro de Italia.

Desde 2016, existe una ley en Italia sobre el cultivo de las plantas de marihuana y cáñamo y se permitía con una interpretación de la ley comercializar productos con una baja concentración, de hasta el 0,6 % de tetrahidrocannabinol (THC, la sustancia que da el efecto psicoactivo).

La nueva sentencia precisa que esta concentración de THC no se refería a los productos, «sino al principio activo de la planta cultivada», y por tanto no puede aplicarse a los productos obtenidos de la planta, que debido a ello no pueden ser vendidos.

Mientras que en el caso de otros productos, como galletas o caramelos, se permitirá su venta solo si se puede probar que sean efectivamente privados de los efectos psicoactivos.

El ministro del Interior, Matteo Salvini, se había manifestado contrario a las tiendas que venden la llamada «marihuana light» y había prometido su cierre al considerar que podrían «arruinar a las futuras generaciones».

Hoy celebró la sentencia y afirmó: «Estamos contra cualquier tipo de droga, sin peros, y a favor de la diversión sana».

La mayor asociación de agricultores, Coldiretti, informó de que en los terrenos cultivados de cannabis han pasado de las 400 hectáreas en 2013 a las 4.000 en 2018 y pidieron que no se golpee a los agricultores que han invertido en este sector.

La asociación italiana de «cannabis light», que reagrupa a los empresarios que han abiertos tiendas en el país, calcula que el valor de este mercado, desde el cultivo hasta la distribución, es de cerca 80 millones de euros al año.

Son cerca 3.000 las tiendas que se han abierto en Italia desde que se aprobó la ley.

Fuente