El consumo de cannabis puede mejorar el control de las convulsiones en pacientes adultos con epilepsia. Científicos del Departamento de Ciencias Neurológicas Clínicas de la Universidad de Western en Londres, Ontario, Canadá, han publicado un estudio con 292 enfermos con ataques de epilepsia, con convulsiones epilépticas psicógenas y con ambas (epilepsia y convulsiones epilépticas psicógenas). Sus edades oscilaban entre 27 y 49 años, y el 57’2% eran mujeres. 190 casos eran de epilepsia, 64 de convulsiones epilépticas psicógenas y 26 de ambos tipos de convulsiones.

En general 166 (57%) habían probado el cannabis y el 36’2% lo consumió en el último año. La mejora en las convulsiones fue percibido por el 84% de las personas con epilepsia y por el 72’7% de las que padecían convulsiones epilépticas psicógenas. En los 2 grupos el estrés se redujo en 84’9% y 88%, hubo mejoría del sueño en 77’3% y 88% y de la memoria/concentración en 32% y 28%, respectivamente. Los efectos secundarios de los fármacos antiepilépticos se redujeron en 53’2% de los consumidores de cannabis. Los autores del estudio afirman que «los pacientes con epilepsia no controlada y eventos no epilépticos tenían una alta tasa de consumo de marihuana con mejoras asociadas percibidas en el control de las convulsiones, el estrés, el sueño y los efectos secundarios de los medicamentos».

Massot-Tarrús A, McLachlan RS. Marijuana use in adults admitted to a Canadian epilepsy monitoring unit. Epilepsy Behav. 2016;63:73-78.

Fuente IACM