Es lo que se desprende de la memoria anual de Proyecto Hombre Málaga. Como hemos dicho alguna vez, los organismos antidroga intentan justificar su existencia. Sin embargo, esta vez pueden haberse excedido al afirmar que el 77,12% de los jóvenes consumen cannabis. ¿Qué cree el lector?


¿Quién maneja realmente los hilos?

El Día Mundial contra el Abuso de Drogas se celebra hoy con unos datos preocupantes sobre su consumo entre los adolescentes. Proyecto Hombre Málaga presentó ayer su memoria del año 2009 en la que se reflejan datos tan significativos, como que el 77,12% de los adolescentes consumen cannabis o que la edad de inicio del consumo de drogas cada vez es más precoz, entre los 12 y 13 años. La Federación Malagueña de Asociaciones de Drogodependencias (Femad) dio a conocer un informe que refleja un aumento en los casos admitidos a tratamiento para superar su adición en menores de edad en Andalucía.

Juan José Soriano, director de Proyecto Hombre Málaga, señaló durante la presentación de la memoria que «este año han atendido a 1.298 personas, 13 más que en 2008. De esa cifra, 185 fueron mujeres, lo que supone un 15% de los atendidos, frente al 85% de hombres que han seguido algún programa». Como dato positivo resaltó que se le han dado el alta a 135 personas en la capital.

Las sustancias más consumidas son el cannabis con un 33%, el alcohol en un 28% y la cocaína en un 24%. El consumo de cocaína ha descendido a casi a la mitad en 2009, con un 24% de consumidores, según los datos ofrecidos por el director de Proyecto Hombre Málaga. Además, Soriano argumentó que «en tiempo de crisis aparecen drogas más baratas, pero igualmente peligrosas».

El 77,12% de los adolescentes consume cannabis, el 53% alcohol y un 2% éxtasis. El perfil del adolescente que se acerca a Proyecto Hombre son jóvenes de 15 a 18 años, que están estudiando, se relaciona el consumo con su espacio de ocio, viven con sus padres y la mitad de los que acuden al tratamiento es porque ya han tenido problemas con la justicia.

Uno de los objetivos prioritarios de Proyecto Hombre es la prevención. Impedir, retrasar o reducir la aparición de conductas de riesgo como el consumo de sustancias, fracaso escolar, comportamientos violentos, entre otros, son fundamentales. Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, que también acudió a la presentación aseguró que «desde el Ayuntamiento queremos ser un complemento para Proyecto Hombre, por eso apoyamos la prevención. Si se consigue que un solo niño no caiga en el infierno de las drogas ya se ha ganado».

En cuanto a los ingresos, Proyecto Hombre ha recibido en 2009 1.112.000 euros. Un 58% procede de las subvenciones de las que la Junta de Andalucía. El Ayuntamiento de Málaga aportó 60.000 euros para prevención, el Ministerio 57.000 y Unicaja 30.000, entre otras aportaciones.

El obispo de Málaga y presidente de la Fundación Cesma Proyecto Hombre, Jesús Catalá, quiso destacar la labor que realiza esta fundación tan cercana a la Diócesis y que «ayuda a reestructurar las personalidades, a encontrar valores y a ayudar a crecer a las personas».

Por su parte, la Federación Malagueña de Asociaciones de Drogodependencia reveló el preocupante dato de que 894 menores de edad de Andalucía han sido atendidos en 2009 con tratamientos para superar su adición a las drogas, un 4,2% del total de los 21.234 admitidos a tratamiento en los centros ambulatorios públicos. «Me parece un dato bastante significativo y preocupante, por lo que supone que son menores de edad que inician un tratamiento para superar su problema de adición a la drogodependencia», aseguró el vicepresidente de la Federación, José Luis Jiménez.

Femad hizo ayer público un balance sobre las actividades de las asociaciones federadas a la misma de 2009, un total de 18, en el que se refleja que desde sus asociaciones se atendieron en programas de tratamiento a 1.400 malagueños y que unos 60.000 se han beneficiado de los programas de prevención que realizan, casi 23.000 más de los reflejados en el anterior informe de 2007. El número de voluntarios también se ha incrementado con respecto a ese mismo año en casi la mitad y el año pasado fueron alrededor de 700.

Sobre el presupuesto, desde la Federación se mostraron realmente preocupados por la disminución de subvenciones desde hace unos años. En este sentido, María Sánchez, presidenta de Femad, consideró que en una época en la que la drogodependencia sigue siendo «uno de los principales problemas que afectan a la sociedad», se están viendo obligados a plantear la disminución de proyectos, servicios y programas desde las asociaciones federadas. El motivo es el continuo descenso en las partidas presupuestarias de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social. En el año 2009, explicó Sánchez, el presupuesto se vio reducido en un 13,45%, mientras que en 2010, en un 6,7%, por lo que «lo que realmente nos preocupa es que la reducción para el año que viene puede ser aún mayor».

Fuente