¿A quién no le apetece una buena ración de carcajadas de cuando en cuando? De Kali Mist a Blue Dream, te presentamos las variedades de cannabis más apropiadas para aquellos que buscan una buena dosis de risas, solos o en compañía.

Toca tarde con amigos y el plan es pasar un rato de risas viendo una comedia fácil de digerir. Como complemento, unas galletas con marihuana, que además de aderezar la velada harán que la película resulte hilarante. Y también unos porros, para los poco aficionados del grupo a tomar la planta verde en forma de tentempié.

Aunque la explicación de este fenómeno aún no está totalmente definida, distintos estudios han mostrado que el cannabis estimula el flujo de sangre hacia el lóbulo frontal derecho y el lóbulo temporal izquierdo, las áreas del cerebro que se asocian con la risa. El exceso de actividad en estas zonas del órgano pensante parece invitar a reír sin parar. Además también se incrementa relativamente la actividad metabólica en otras áreas como la corteza cingulada frontal y anterior, y mejora el estado de ánimo.

Pero no siempre que tomamos marihuana de uno u otro modo se consigue una ración de carcajadas. Cada variedad ofrece unos efectos distintos y no todas nos obsequian con una sesión de risotadas provocadas por las cosas más inusitadas. Así que, para todos aquellos que busquen pasar un rato especialmente agradable gracias al cannabis, recopilamos las mejores variedades para unas horas muy, muy divertidas.

Strawberry Cough

Esta variedad de marihuana feminizada, mayoritariamente sativa y con un alto valor medicinal, es una de las mejores opciones para conseguir una tarde de risa tonta. Su sabor y su aroma a fresa serán un extra para aquellos que la elijan con el fin de conseguir momentos relajados y de buen humor.

Kali Mist

Considerada otra de las mejores alternativas para conseguir momentos de risa, Kali Mist es una de las reinas indiscutibles de la carcajada. Esta variedad de marihuana, para muchos la mejor sativa disponible del momento, es perfecta para los que quieren mantenerse productivos y de buen humor todo el día. Además, esta variedad guarda una sorpresa: funciona muy bien como calmante de los dolores menstruales. Una razón de peso para que las chicas se decanten por ella y rieguen con risas esos incómodos momentos.

Auto Blue Diesel

Esta semilla autofloreciente surge fruto de la combinación entre la indica Blueberry y la sativa NYC Diesel. Con un agradable subidón corporal, Blue Diesel es un tipo de cannabis ideal para usar durante el día, ya que no incrementa el apetito ni provoca fatiga. Especialmente indicada por sus propiedades terapéuticas, con un efecto relajante, es también una de las mejores candidatas para aquellos que busquen una ración de risotadas. En una ocasión, hubo quien describió su uso de la siguiente forma: “Me reí tanto que vomité. Y eso me hizo que me riera todavía más”. Aunque los efectos no son tan extremos para la mayoría, hasta el más mínimo gesto de tus acompañantes te parecerá hilarante.

Laughing Buddha

Cruce entre razas tailandesas y jamaicanas, esta sativa de aroma frutal hace que quienes se decanten por ella se sientan felices y eufóricos. Por esto mismo, se ha convertido en una de las variedades más empleadas para tratar la depresión. También es una de las mejores opciones para elevar el ánimo y pasar una tarde de jolgorio con una película como ‘Superfumados’ o ‘Dos Colgaos muy fumaos’, que a buen seguro hará más humorístico el efecto que pueda tener esta variedad, de premonitorio nombre.

Chemdawg

Para los más atrevidos que busquen un subidón potente, Chemdawg puede ser la mejor alternativa. Esta variedad de marihuana del banco californiano Humboldt Seed se caracteriza por su fuerte aroma. Origen de otras variedades como Headband o NYC Diesel y parte del pabellón de los clásicos cannábicos, no podía quedarse fuera de la lista de los tipos de hierba con los que aderezar el momento con una amplia sonrisa.

Sour Diesel

Sour Diesel, también conocida como Sour D, es otra de las reinas cannábicas de la carcajada. Esta sativa, que recibe su nombre de su penetrante aroma similar al del gasóleo, se emplea para tratar el estrés, el dolor y la depresión. Famosa desde principios de la década de los 90 y posible descendiente de Chemdawg, es uno de los nombres más repetidos entre los fumetas que buscan dejar a un lado la preocupación cotidiana y, en su lugar, disfrutar de un rato divertido solos o en compañía.

Blueberry

Esta variedad de marihuana feminizada, procedente del banco de semillas Dutch Passion, fue creada por Dj Short a finales de los 70 cruzando variedades tan diferentes como la Mexicana Oaxaca, la Purple Thai y la Afgani. Se trata de una auténtica joya de la genética. Son muchos los que la recomiendan para dar rienda suelta a la risa. Con esta variedad en nuestras galletas o en nuestros canutos, hasta los comentarios menos ocurrentes de nuestros amigos resultarán desternillantes.

Blue Dream

Resultado del cruce entre una Blueberry indica con la sativa Haze, sazonado con un característico aroma a bayas, esta variedad ofrece una calmada euforia perfecta para cualquier tipo de consumidor. Sus efectos equilibrados la han convertido en una variedad popular entre quienes utilizan la marihuana con fines medicinales, que la emplean con el objetivo de aliviar las náuseas, la depresión y el dolor gracias a su elevado grado de THC. No obstante, también resulta ideal para aquellos otros que busquen un rato de humor, que seguro cantarán sus alabanzas después de haberla probado.

Son muchos los fumetas que aseguran que la carcajada es uno de los efectos más efímeros, pero a la vez más buscados, de su planta favorita. De hechos, algunos de los más experimentados reconocen que aquello de desternillarse de risa hace tiempo que quedó atrás. Si buscan eso, según cuentan, prefieren buscar una variedad concreta. Para ellos y para los más novatos, aquí hay algunas sugerencias que, sin duda, son perfectas para aliñar un buen el plan: amigos, película y cannabis puede provocar un buen dolor de mandíbulas por no poder parar de reír.

Fuente lamota.org