Una mujer de 46 años se ha presentado en una comisaría de Toulouse, en el sur de Francia, donde ha mostrado dos bolsas con cocaína y ha pedido a los policías que la probaran para asegurarse de que la droga era de buena calidad.

Una mujer ha pedido a agentes de la Policía francesa que probaran su cocaína para asegurarse de que la droga era buena. La señora, originaria de Toulouse y conocida por la brigada de estupefacientes, apareció en la comisaría central de Embouchure y vació en el mostrador el contenido de sus bolsillos: un cuchillo de cocina y dos bolsas con cocaína, según ha informado el diario ’20 Minutes’.

Los agentes, que procedieron inmediatamente a su detención, le preguntaron por qué les mostraba la droga a los funcionarios de policía, a lo que ella contestó que había comprado la cocaína por internet y quería asegurarse de que era de buena calidad.

«No quiero que la gente muera de sobredosis», dijo la señora que finalmente reconoció que había adquirido la cocaína en Toulouse y, según el diario local ‘Côté Toulouse’, no fue capaz de ofrecer explicaciones coherentes a los agentes, que también le decomisaron una tercera bolsa con crack. La mujer ha quedado en libertad y será convocada por la justicia el próximo mes de enero.

Fuente