No solemos ofrecer noticias de incautación y detenciones, pero no podemos pasar por alto la gran cantidad de personas detenidas este año por cultivar marihuana. La siguiente información es reflejo de la presión a la que se ven sometidos los cultivadores en muchos casos. Lean con detenimiento los dos últimos párrafos.

Tres personas, de 27, 28 y 33 años, han sido detenidas en Zaragoza en el intervalo de tan solo dos días por cultivar marihuana en sus casas, uno en la terraza de su vivienda y los otros dos en un trastero, tras las llamadas anónimas de varios vecinos.

La primera de las detenciones, de J.J.M.O., de 33 años, se produjo el pasado viernes día 11 de junio por miembros de la Comisaría de Distrito de San José, ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Aragón en un comunicado.

En este caso fue una llamada anónima la que alertó a la policía de que en la terraza de una vivienda en la zona de Valdespartera había varias plantas, con sus correspondientes macetas, que al parecer eran de marihuana.

Tras el registro domiciliario, se encontró que el detenido tenía en su vivienda 10 plantas de marihuana, nueve de ella de una altura aproximada de un metro y treinta centímetros, y otra de cuarenta centímetros, así como un bote de fertilizante.

Dos días más tarde, el domingo 13 de junio, también funcionarios de la Comisaría de San José detuvieron a R.L.N., de 28 años, y a V.S.A., de 27, después de descubrir que en el trastero del que eran inquilinos cultivaban marihuana.

Fue un vecino el que comunicó, de manera anónima, a la policía que la cerradura de la puerta del trastero, ubicado en el barrio de Torrero, presentaba signos de haber sido forzada para acceder a su interior.

Cuando los agentes llegaron al lugar percibieron un fuerte olor a marihuana y descubrieron que en el interior del trastero, que había sido forzado, existía diverso material para el cultivo de esta sustancia, así como restos orgánicos que delataban que allí habían existido plantas de ese tipo.

El Cuerpo Nacional de Policía ha hecho un llamamiento a la sociedad, en el mismo comunicado, para que esté alerta ante este tipo de hechos, que constituyen un delito, y recomiendan que se llame al 091 ante la más mínima sospecha.

Fuente