El Estado abrió sus primeros dispensadores de cannabis medicinal en enero de este año, uniéndose a otros 22 más Washington, DC.

Reuters. El Estado de Nueva York aflojará las normas sobre la prescripción de marihuana, permitiendo la entrega a domicilio de la droga y tomando otras medidas para ampliar su programa de cannabis medicinal, los funcionarios de salud anunciaron.

El anuncio sigue a un informe publicado a principios de este mes por el Departamento de Salud de Nueva York que recomendaba que el Estado aumentara el acceso al programa, considerado por los expertos como uno de los más restrictivos de este tipo en los Estados Unidos.

“Estamos evaluando constantemente el programa para que sea más eficaz para los pacientes y los profesionales, y creemos que la aplicación de estas recomendaciones hará exactamente eso”, dijo el Comisionado de Salud, el doctor Howard Zucker en un comunicado.

Nueva York abrió sus primeros dispensarios de cannabis medicinal en enero, uniéndose a otros 22 estados y Washington, DC, con programas de marihuana medicinal.

Su programa, que cuenta con 7.000 pacientes certificados y 20 dispensarios, está muy lejos de los que tienen en estados como California, que tiene cientos de dispensarios y más de 750.000 titulares de tarjeta de marihuana médica.

Inicialmente, el programa permitió que sólo los médicos con entrenamiento especial pudieran prescribir cannabis a pacientes con enfermedades muy graves y terminales, incluyendo el cáncer, el VIH y el SIDA, enfermedad de Parkinson y epilepsia.

Los pacientes o sus cuidadores estaban obligados a visitar a un pequeño puñado de dispensarios del Estado para la compra de los productos de la cannabis, incluyendo tinturas y cápsulas. A diferencia de todos los otros estados que permiten la marihuana medicinal, excepto Minnesota, los pacientes de marihuana medicinal en Nueva York no pueden fumar la planta.

Bajo las nuevas medidas, Nueva York va a permitir que los profesionales de enfermería puedan calificar a los pacientes para el uso de la marihuana medicinal y permitir la entrega a domicilio de la droga para pacientes que se encuentren muy enfermos como para acudir a una clínica.

También ampliará la ayuda financiera y considera una propuesta para permitir que aquellos que sufren de dolor crónico puedan recibir las recetas.

A más largo plazo, Nueva York revisará empresas adicionales de cannabis medicinal para fabricar y distribuir la droga. En la actualidad, el número de empresas se limita a cinco.

Nueva York también se ampliará a la investigación sobre los usos de la droga y sus beneficios médicos, dijo el departamento de salud.

Fuente