Efectivamente la NYC es una variedad con un 90% de sativa y tan sólo un 10% de índica. Sin embargo, esta hibridación ha dado unos resultados verdaderamente sorprendentes tanto en lo referente a calidad como en lo referente a cantidad; productividad. Os cuento cómo se ha ido desarrollando esta pequeña joya aunque también tengo que deciros que al final fue robada y tan sólo me quedé con la mitad de la planta; lo suficiente para saber que estamos ante una campeona.

Realmente la planta no es mía sino de un amigo. Un buen día este colega me pidió si le podía dar una plántula de maría. Le daba igual la variedad con tal de que fuera buena y de colocón contundente. Y como yo tenía una NYC que no iba a cultivar se la regalé. Era una plántula de unos 15 centímetros de altura. Yo había plantado la semilla a mediados de junio y cuando se la regalé a mi amigo era ya primeros de julio. Pensé que jamás llegaría a ser una planta muy grande dadas las fechas. ¡Cuanto me equivoqué!

Mi amigo no tiene ni idea de cultivo con lo cual se ciño al cien por cien a mis directrices a excepción de un abonado vía foliar que le recomendó su novia y que demostró ser una magnífica idea. En efecto durante todas las semanas que quedaban hasta mediados de agosto, o sea, el comienzo de la floración, la niña tan sólo fue abonada con este fertilizante vía foliar muy cargado de N (nitrógeno) que, como ya he dicho, funcionó de maravilla. De hecho desde aquel momento en el que pude ver lo bien que responde la yerba al abonado foliar doy al tema la importancia que se merece y forma parte de mi sistema habitual de abonar. Os lo recomiendo encarecidamente. ¡Veréis que resultados!

Y así continuamos hasta mediados de agosto. En este momento indiqué a mi amigo que dejase ya el abonado foliar ya que contenía demasiado nitrógeno lo cual era desaconsejable para la fase en la que nos adentrábamos. Así lo hizo y desde aquel momento comenzó a abonar una vez por semana con el abono especial floración de la marca Plagrom. La niña pronto comenzó a demostrar la campeona que llevaba dentro y comenzó a resinar y florecer de una forma alucinante, como yo no había visto antes. Pyramid seeds dice que es una planta que se recoge el primero de noviembre pero viendo como estaba a primeros de septiembre costaba creerlo. Si seguía cogollando de aquella manera no sé dónde acabaría. Sin lugar a dudas estábamos ante una de las mejores variedades de cannabis del mundo.

Como había dado a mi amigo uno de los botes de muestras de Plagrom  que regalan en las ferias y éstos son muy pequeños el suyo le duró tan sólo 4 semanas. Tan pronto se le acabó le regalé un bote a la mitad de Biobloom. Ya sabéis: el especial floración de la casa Biobizz, una de las mejores marcas del mundo en cuestión de abonados. Le indiqué cómo abonar y mis indicaciones eran precisas. Siempre debía añadir abono en dosis medias. Jamás debería llegar al máximo recomendado por el fabricante. El agua utilizada era de gran calidad aunque con algo de cloro. Para evitar este problema lo único que mi amigo hacía era dejarla reposar al aire libre unos días antes de ser usada. Bueno, pues el Biobloom también obró maravillas y la planta comenzaba a pesar tanto que hubo que recurrir a unas cañas para evitar que las pesadas ramas se quebrasen con tanto peso. Pensad que a estas alturas ya medía más de tres metros de altura y tenía un diámetro de dos y medio metros. Y esto habiendo sido plantada a primeros de julio, ¿qué hubiera pasado si hubiese sido plantada a primeros de marzo? Pues que hubiera llegado a los 5 metros de altura y hubiese dado unos cinco kilos de cogollos secos. ¡Ahí es nada!

Y llegó el día uno de octubre y se veía que a la planta aún le quedaba un mes para ser cosechada. A mi amigo se le había acabado el Biobloom así que me pidió más fertilizante. Le di un bote a la mitad de PK 13-14 de la marca Biocanna. Ya sabéis: ese fertilizante para hidropónico que se usa tan sólo un par de veces un mes antes de la cosecha. Así lo hizo mi amigo y la planta aún dio una muestra más de su valía. Los enormes pistilos todavía crecieron más y la cantidad de resina que sudaba era tal que un nuevo problema apareció. En efecto el olor comenzó a ser un problema ya que se podía percibir desde una gran distancia. Mi amigo estaba muy preocupado al respecto y aunque yo intentaba calmarle lo cierto es que yo mismo compartía sus temores. ¡Era un verdadero cante! De hecho, creo que esta circunstancia fue determinante y por este motivo le acabaron robando la planta. Lo malo era que ambos sabíamos quién la había robado pero… ¿qué se podía hacer? Cuando te roban la maría no puedes acudir a la policía. La única opción que te queda es tomarte la justicia por tu propia mano y esta posibilidad también acarrea muchos problemas. Además, si le das de hostias al hijo de puta que te la ha robado toda la vecindad acaba enterándose y es peor el remedio que la enfermedad. Todos los que hemos sido objeto de un robo así sabemos que la clave es la más absoluta discreción. Desde que a mí me robaron 4 plantitas que cuidaba con sumo cariño jamás me ha vuelto a pasar. Nadie ha vuelto a ver alguna de mis plantas y nadie sabe ni sabría donde cultivo.Es lo mejor que se puede hacer. Y cuando digo nadie me refiero a nadie en absoluto. Ni siquiera tus mejores amigos.

Como decía, la niña fue abonada con el biocanna 13-14 y el resultado fue aún más espectacular. Una noche llovió mucho, casi un diluvio. Era mediados de octubre y la planta estaba ya casi lista para la cosecha. Se rompieron varios cogollos y mi amigo me regaló unos cuantos. ¡Qué gran fortuna! Si no hubiera sido por este hecho me hubiera quedado sin probarla. Pensad que para mí era un verdadero experimento. Quería probar aquella variedad a toda costa y por aquel motivo me dedicaba a asesorar a mi amigo en todo ya que él es inexperto.  Bueno, pues una semana después, cuando quedaban unos 5 días días para la cosecha, mi amigo me llamó. Sonó mi móvil y al ver que eran las 12,30 de la noche ignoré la llamada y no respondí. Sin embargo, el móvil volvió a sonar otra vez. Y después otra y otra. Me di cuenta de que mi amigo no iba a parar hasta que me despertase y cogiese el teléfono. Finalmente así lo hice y cuando oí su voz me temblaron las piernas. “Javi, ¿te he despertado?”- me preguntó. Pero no esperó a mi respuesta. “Me han robado la maría”- me soltó a bocajarro. “Perdona que te haya despertado pero se lo tenía que contar a alguien. Si sé quién ha sido lo mato.” Yo sabía quién había sido y de hecho sabía y sé incluso cómo lo había hecho. Pero preferí dejar las cosas como estaban ya que finalmente sería mejor para mi amigo. Lo único que pude hacer fue darle ánimos, si es que tal cosa es posible cuando te han robado la cosecha, y tirar “palante”. Afortunadamente la planta era tan grande que no se pudieron llevar toda y dejaron al menos un metro de tallo repleto de cogollos. No es lo mismo pero al menos te queda algo de maría: como unas tres plantas de interior.

He dejado secar los cogollos que me dio unas dos semanas y ahora ya está completamente seca. No me ha dado tiempo a curarla pero ya la he fumado. Efectivamente es una gran sativa, de pedo muy “triposo” aunque el diez por ciento de índica también la hace muy relajante muscular. Ayer por la noche me lié un buen canuto y me tumbé en el sofá a ver Bagdad café. Joder, era como ver la peli por primera vez. Todo me parecía más fascinante y encontraba detalles que antes no había visto. Es una hierba ideal para los que tenemos curros creativos ya que no te deja apalancado paro al mismo tiempo despierta tu cerebro en una forma muy particular. A mí me ha encantado y desde luego la recomiendo a todos.

Por supuesto tenéis que tener en cuenta su tamaño ya que puede llegar a ser muy indiscreta, y lo mismo es aplicable a su olor. Si no disponéis de un lugar con mucha discreción mejor optad por otra variedad. También recomiendo plantarla tarde, como en junio o julio, para que no se nos desmadre. Y otro consejo es tener en cuenta que el enorme peso de sus cogollos acabará por partir las ramas si no las entutoramos bien. Así que tenéis que preparar los tutores antes de que las ramas sean demasiado pesadas. También hay que tener en cuenta que no se cosecha hasta el primero de noviembre lo cual es un serio inconveniente para algunos. Pero a pesar de todo merece la pena con creces.
Desconozco su potencial en interior aunque sospecho que también será muy bueno. No obstante le he dado 3 semillas a un amigo que las piensa cultivar en interior así que ya os mostraré sus resultados tan pronto como estos sean visibles. Recordad que se venden feminizadas lo cual tiene muchos partidarios y muchos detractores. Sin embargo, en el caso que nos ocupa no puedo más que felicitar a Tony, el creador de Pyramid seeds, por haber obtenido una variedad tan exquisita. Uno de sus progenitores es la célebre New Cork Diesel y no recuerdo bien cual es la mamá. Pero sea cual sea no se le puede pedir más a una variedad.

Y nada más. Me voy a fumar un porrete de ella y a disfrutar este oscuro y lluvioso día.
Hasta la próxima.