Imagínalo solo por un instante: una terraza a la orilla del mar o una casa rural, con su piscina y las montañas de fondo, buena compañía, deliciosa comida y bebida y todo ello aderezado con los frutos de nuestra planta favorita. ¿Quién podría negarse a un plan tan apetecible? Si quieres montártelo por tu cuenta, presta atención a estas recomendaciones para que no falte detalle alguno en la próxima velada veraniega y cannábica que montes en casa este verano.

 

Al tiempo que la legalización de la marihuana gana terreno, cada vez son más los profesionales de distintos sectores que no dudan en incorporarla a sus productos. En California, por ejemplo, la reputada chef Andrea Drummer ha decidido hacer del cannabis el protagonista de las cenas que prepara en aquellas casas donde la contratan para veladas de amigos o familiares. Pero como a este lado del Atlántico somos más partidarios del yo me lo guiso, yo me lo como, no es necesario recurrir a ningún cocinero para elaborar y disfrutar con nuestros allegados de una cena donde la marihuana se convierta en el ingrediente estrella.

Si estamos de vacaciones, es el momento idóneo para reunir a todos esos amigos con los que durante el año tanto esfuerzo cuesta cuadrar agendas e invitarlos a degustar las más deliciosas recetas que seamos capaces de preparar, tanto para comer como para beber, puesto que no hay que dejar nada a la improvisación. Tengas más o menos destrezas entre fogones, siempre podrás ingeniártelas para que alguien te eche una mano y acabar preparando unos platos para chuparse los dedos. Pero claro, no solo de pan vive el hombre. También deberás preparar las bebidas, una lista de canciones acordes con el ambiente de la velada y, por supuesto, una decoración espectacular para que los asistentes queden alucinados nada más llegar.

Para conquistar el paladar de tus invitados

Si quieres aprovechar el tiempo libre que te brindan las vacaciones para meterte en la cocina y sorprender a tus amigos, lo primero que deberás hacer será repasar una serie de consejos para principiantes en el arte de la cultura gastronómica cannábica. Entre ellos, es recomendable no cocinar a más de 170 ºC, para evitar que se degraden los cannabinoides. También es importante saber la cantidad por persona: medio gramo si usamos cogollos o dos gramos si son restos de manicurado. Una vez que tengas claro esto, podrás pasar al siguiente nivel y preparar unas recetas deliciosas.

Te sugerimos empezar ofreciendo a tus invitados algo sencillo, como puede ser hummus de cannabis. Mientras llegan todos los invitados, podréis ir picoteando un poco de esta sabrosa y sana comida, ideal para tomar un tentempié en verano, que resulta sumamente sencilla de preparar, como puedes ver en este vídeo:

Como plato principal, te proponemos algo más arriesgado y sofisticado. Aprovechando que Andrea Drummer, fiel defensora de la gastronomía cannábica como comentábamos antes, ha decidido compartir algunas de sus recetas, te recomendamos armarte de paciencia para preparar la Lobster Étouffée que nos propone. Una mezcla de verduras y langosta sobre arroz que, si acertamos con el punto de sal, acabará por conquistar el paladar de los amigos que hayamos convidado a esta cena tan especial.

Para contentar a los más golosos, no puedes olvidar preparar unos deliciosos postres. Al igual que con el plato principal, a la hora de buscar una receta para dar un toque dulce a la cena tendrás diferentes alternativas. Desde el clásico ‘brownie’ de cannabis hasta unas galletitas, otra receta fundamental de la cocina con marihuana, pasando por algo más refrescante como el helado de cannabis que te enseñamos a continuación. Que los asistentes tengan donde elegir para ponerse las botas.

Refrescantes bebidas y cócteles para amenizar la velada

Como bien sabrás, la mezcla de cannabis y alcohol no es la más recomendable combinación que podemos hacer. No obstante, para acompañar la cena no estará de más que sirvas algún vino acorde con el plato por el que finalmente te hayas decantado o incluso por alguna cerveza artesana, que maride bien con los ingredientes que utilizaste. 

Eso sí, para la sobremesa podemos apostar por algunos cócteles que a buen seguro acabarán por conquistar a nuestros invitados. Una propuesta sin alcohol, que también podemos utilizar de postre, es el Space Mango Lassi hecho con leche de cannabis. Algo más espesa de lo habitual, ya que contiene también yogur, esta refrescante bebida hará que la conversación se alargue hasta bien entregada la marihuana. Además, será un complemento ideal si nos apetece compartir un porro con los asistentes. 

Si nos apetece tomar algo de alcohol en la sobremesa, en lugar de caer en los combinados tradicionales podremos ofrecer un Magic Mai Tai, un cóctel preparado con ron blanco y ron añejo que nos ayudará a combatir las altas temperaturas al servirlo en un vaso con hielo picado.

La ambientación del lugar, clave

A la hora de decorar el espacio, deberás tener muy en cuenta los efectos que provocará entre los asistentes las variedades de cannabis con las que condimentes la comida y la bebida y si, para rematar la faena, acabáis fumando. Por esto, más allá de la mesa donde disfrutéis de la cena, te recomendamos preparar muchos asientos en el suelo, donde los invitados reposen los sabrosos manjares que les has cocinado. Es más, en un entorno así, podrás invitar a los asistentes a dar una cabezada y, en caso de que la velada se alargue hasta horas intempestivas y hayan bebido alguna copa de más, a descansar en ese lugar y al día siguiente regresar a casa. 

A esto hay que sumar la música, un detalle de vital importancia. Intenta preparar una lista con estilos variados pero sin demasiados sonidos estridentes, algo que invite a la relajación y al buen ambiente que debe reinar en todo momento en la fiesta.

Como verás, aunque la comida y la bebida serán los grandes protagonistas de la celebración, también tendrás que prestar atención a otros muchos detalles para que los asistentes queden satisfechos y estén deseando regresar a tu casa para una nueva velada.

Fuente lamota.org