Inicio Noticias Moms for Marijuana: las madres se unen para concienciar sobre el uso...

Moms for Marijuana: las madres se unen para concienciar sobre el uso del cannabis

25
0
La iniciativa internacional Madres por la Marihuana congrega a un buen número de personas de todo el mundo para defender una causa: concienciar a la sociedad sobre las posibilidades médicas del cannabis y su uso responsable. El movimiento, nacido en 2006 en Estados Unidos, defiende la educación como medida principal para promover un cambio ideológico que permita a las generaciones futuras explotar los beneficios de esta planta, limitados por las prohibiciones actuales.

En sus 10 años de existencia, la iniciativa internacional Madres por la Marihuana (Moms for Marijuana, en inglés) ha reunido a un gran número de progenitoras de todo el mundo, así como a padres e individuos en general (no hace falta tener descendencia), que abogan por la educación y concienciación sobre el uso responsable del cannabis y la necesidad de aprovechar los beneficios medicinales de la planta.

También defienden la legalización de la marihuana como una medida para hacer posible este último punto. Según sus responsables, el cambio será beneficioso para las siguientes generaciones, ya que les permitirá aprovechar todas las cualidades del cannabis que su actual prohibición a nivel global restringe.

Los miembros del movimiento consideran que proseguir la lucha contra el consumo de cannabis es una muestra de ignorancia que está afectando a los futuros habitantes del planeta. Sus actividades tienen como objetivo concienciar sobre esta cuestión, impulsar la educación para el cambio ideológico y promover el diálogo sobre todos los aspectos de la marihuana, recalcando su historia y las bases que sustentan su inadecuada prohibición.

Desde que su fundadora, Serra Frank, creara el movimiento en 2006, Madres por la Marihuana ha crecido hasta convertirse en un proyecto internacional para luchar contra el estigma que rodea al cannabis y sus consumidores. Prueba de su éxito y alcance es que tienen más de 560.000 fans en su página de Facebook y cerca de 27.000 seguidores en su perfil de Twitter. En 2012, nació un proyecto un paralelo: Padres por la Marihuana, que ya casi ha alcanzado los 50.000 seguidores en Facebook.

Serra Frank lleva dos años compartiendo sus funciones como responsable de la iniciativa con Cheryl Shuman y su hija, Aimee Shuman, directora ejecutiva y directora adjunta, respectivamente. Cheryl ha trabajado en la televisión estadounidense desde la niñez y durante su adolescencia apareció en diferentes programas y películas.

“Recientemente hemos cumplido una década como el primer, más grande, antiguo y respetado grupo de activistas de mujeres en el mundo”, nos explica Shuman. Y prosigue: “Madres por la Marihuana tiene actualmente más de 130 sedes en todo el mundo”, en países como México, Puerto Rico y, también, España.

El fuerte compromiso de esta estadounidense de 54 años con el uso del cannabis terapéutico comenzó debido a su propia experiencia. En 2006 le diagnosticaron un cáncer que intentó combatir sin éxito con tratamientos de medicina alternativa. Entonces, cambió de estrategia y comenzó a utilizar la planta en forma de zumo y aceites. La hierba contribuyó a mejorar su estado de salud, por lo que decidió fundar el Club de Cannabis de Beverly Hills, su primer paso como activista por el uso responsable de la marihuana, que pasaría por convencer a sus propias vecinas.

¿Su objetivo? “Conseguir que consumir marihuana sea tan normal como tomar vino con la comida”, haciendo demostraciones de productos y servicios disponibles en las marcas de lujo más prestigiosas, así como organizando meriendas con charlas sobre viajes, política, los problemas de los niños, la moda, el mundo de los vaporizadores y todo lo relacionado con el sector del cannabis. Según Shuman, las mujeres son la clave para la legalización: ”Somos las responsables de las decisiones de la familia; después de todo, las mujeres compran el 85% de todos los productos de consumo y para el hogar”.

Con el tiempo y sus dotes de relaciones públicas heredaras de su pasado ante las cámaras, Shuman se ha convertido en una de las caras más conocidas del movimiento por la reforma del uso del cannabis medicinal y ha participado en programas de la BBC, la CNN y la Fox, entre otras cadenas, defendiendo la causa. De hecho ya es conocida como The Cannabis Queen of Beverly Hills, desde que la bautizó así el New York Times.

“Nuestros objetivos principales son la educación y el compromiso, que promovemos utilizando plataformas como las redes sociales y medios de comunicación y organizando reuniones y grupos de apoyo”, indica esta acérrima activista.

En su opinión, las madres con niños que sufren enfermedades como la epilepsia “necesitan ayuda y respaldo para que sus hijos reciban tratamientos de marihuana medicinal”. Los miembros del movimiento, también madres, quieren hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a concienciar a la sociedad sobre la importancia de este tipo de terapias.

“Defendemos un uso ético del cannabis que no implicaría un aumento del consumo”, indica Shuman. El secreto estaría en educar a los menores desde la infancia, tanto en el colegio como en casa. “Debe informarse a padres y profesores sobre los beneficios de la planta para que compartan este conocimiento también con la familia y los compañeros de trabajo”, asegura la estadounidense.

En cuanto a la posición de gobiernos e instituciones supranacionales, Shuman cree que, cuando estos se den cuenta de las ventajas del cannabis y los beneficios que pueden obtener de los impuestos y la regulación de su uso, “serán conscientes de que no solo puede contribuir al tratamiento de enfermedades, sino también a la economía”.

Los esfuerzos de esta coalición de madres luchadoras ya están dando sus frutos y, según Shuman, su apuesta por cambiar la concepción sobre la marihuana “ha cambiado el mundo”. Gracias a su actividad en más de un centenar de países a lo largo y ancho del globo, “estamos ganando la guerra en la opinión pública para apoyar la legalización del cannabis y acabar con su prohibición”, sentencia la responsable del movimiento. Las madres del mundo se han unido para cambiar las cosas. ¿Se atreverá alguien a detenerlas?

Fuente Dinafem