El servicio de traslados Lyft anunció una asociación con la cadena de comida rápida Taco Bell y la marca Doritos para ofrecer una nueva experiencia a los usuarios. Se trata de Taco Mode, que llevará a quienes lo soliciten a la tienda de tacos más cercana. Pero la noticia podría no ser tan buena para los choferes.

Así funcionará: los usuarios de Lyft podrán elegir el Taco Mode entre 9 de la noche y 2 de la mañana y el chofer tendrá que llevarlos al Taco Bell más cercano de acuerdo con su ruta. Los clientes podrán comprar en el drive thru (por la ventanilla) y además recibirán gratis un Doritos Locos Taco.

La promoción, que está en periodo de pruebas en Orange County, California, con la meta de hacerla nacional, no es una casualidad. En años recientes se ha incrementado el consumo nocturno en establecimientos como Taco Bell y Jack in the Box. Y muchos de los clientes son personas ebrias con hambre o consumidores de marihuana con “munchies”.

De hecho, Jack in the Box tiene un combo llamado Munchies, que incluye dos tacos, papas y una hamburguesa y en muchos lugares sólo se vende de noche.

En 2015, la revista Nature publicó una investigación de la Universidad de Yale que descubrió que el consumo de marihuana afecta a las neuronas que le dicen al cuerpo que ya ha comido suficiente, lo que provoca hambre y antojos.

En la promoción Taco Mode, habrá una decena de vehículos de Lyft donde los clientes podrán ver el menú de Taco Bell en una laptop. Además, en el futuro podrán hacer la orden desde el auto para ahorrar tiempo a la hora de recoger la comida.

Pero esta idea también representa problemas para los choferes de Lyft, que tendrán viajes más largos y es difícil creer que todos los usuarios esperarán a llegar a su casa para comer sus tacos, por lo que dichos vehículos quedarán con el aroma de alimentos para el siguiente viajero. Además, si no están en sus cinco sentidos podrían dejar basura o pedazos de taco en el automóvil.

Fuente