El 19 de mayo el gobernador de Luisiana John Edwards Bel firmó la medida SB 271, un proyecto de ley que hace de Luisiana el primer estado del sur en crear un programa integral de cannabis medicinal. La nueva ley cambirá el lenguaje de la ley actual que dice que los médicos tienen que «prescribir» el cannabis medicinal a los pacientes, algo que no es posible bajo la ley federal. Según la nueva ley los médicos podrán «recomendar» cannabis a sus pacientes. Las enfermedades aprobadas incluyen ahora cáncer, VIH positivo, SIDA, caquexia o síndrome de desgaste, trastornos convulsivos, epilepsia, espasticidad, enfermedad de Crohn, distrofia muscular y esclerosis múltiple.

El proyecto de ley no modifica el lenguaje de la Ley de Investigación Terapéutica estatal limitando la preparación de productos de cannabis medicinal a formulaciones no herbales, ni se ocupa de las disposiciones que limitan el cultivo de cannabis con licencia del estado a un solo proveedor, o la distribución de los productos del cannabis a no más de diez farmacias con licencia. Esas restricciones se pusieron en marcha con la legislación promulgada el año pasado.

Southern Cannabis del 19 de mayo de 2016

NORML del 19 de mayo de 2016

Fuente IACM