Con el primer día de 2020, comenzó el miércoles la venta legal de marihuana para uso recreativo en Illinois y muchas personas se formaron desde muy temprano en los dispensarios.

Aproximadamente 500 personas estaban afuera del Dispensario 33 en Chicago. Renzo Mejía hizo la primera compra legal en la tienda poco después de las 6 de la mañana, lo más temprano que la nueva ley de Illinois permitió la venta.

“Poder tener [marihuana recreativa] aquí es alucinante”, dijo Mejía al periódico Chicago Sun-Times después de comprar 3.5 gramos (un octavo de onza) de un tipo de marihuana llamada “Motorbreath”. Mejía se formó desde las 23:30 del martes, a pesar de las gélidas temperaturas, y poco después de las seis de la mañana de ayer pudo hacer su compra. Según contó al Sun-Times, quería ser parte de un momento histórico, aunque ya no es un consumidor asiduo.

Illinois ya permitía la marihuana para uso médico, pero desde ahora el undécimo estado en permitir su consumo y venta para fines recreativos. La lista incluye a California, Alaska, Colorado, Maine, Massachusetts, Nevada, Oregon, Washington y Vermont, entre otros.

Jay Robert Pritzker, el gobernador de Illinois, anunció a su vez una reducción de las penas para las más de 11 mil personas condenadas por delitos menores ligados a esta droga y saludó “el fin de una guerra de 50 años contra el cannabis”.

“Hoy dimos un paso más hacia la justicia, y seguiremos cuestionando la guerra contra las drogas y su impacto desproporcionado sobre las personas de color”, dijo por su lado Kim Foxx, fiscal del condado de Cook.

La ley aprobada por el Congreso estatal, de mayoría demócrata, y después por el gobernador demócrata J.B. Pritzker, permite a las personas de 21 años o más poseer hasta 30 gramos (1.06 onzas) de cannabis en forma de planta y hasta 5 gramos (0.17 onzas) de la sustancia concentrada de la planta.

Pamela Althoff, directora ejecutiva de la Asociación de Illinois de Comercio de Cannabis, con sede en Springfield, dijo a The Associated Press que pasó gran parte de la mañana del miércoles recorriendo Chicago y los suburbios del noroeste de la ciudad. Agregó que llevaba esperando tres horas, pero que la espera se reducía conforme avanzaba el día. La espera “ha estado alegre y bien dirigida”, dijo.

“La gente es extraordinariamente cortés y civilizada”. Althoff advirtió que la marihuana recreativa no puede consumirse en público y que, como todos los productos nuevos, puede ser un poco cara. Los gobiernos locales decidirán si se puede consumir al interior de negocios.

La venta de cannabis podría generar hasta 250 millones de dólares para Illinois para 2022, según cálculos de funcionarios estatales.

Fuente