Dicen que la tercera es la vencida, tras otros intentos en legalizar el uso recreativo de la marihuana en California, este noviembre anticipan el apoyo entre el 50 y 60 por ciento de los votantes para que el consumo sea legal en el estado, situación que de acuerdo a cálculos de la industria, favorecería a la economía local.

En el estado de Colorado, donde la marihuana es legal, las ventas llegaron a reunir 270 millones de dólares, tan sólo en los primeros cuatro meses del 2016. En California, donde sólo se vende marihuana medicinal el 2015 alcanzó 2 mil 800 millones de dólares, por lo que estiman que de aprobarse el consumo recreativo aumentará hasta 6 mil 500 millones en un lapso de cuatro años.

Estadísticas de Drug Policy Alliance señalan que de legalizarse por completo la marihuana en California generaría más de 14 mil millones de dólares en impuestos por año.

California es el estado productor de cannabis número uno en Estados Unidos y con más dispensarios que en Colorado, por lo que la aprobación de la Proposición 64 impulsaría la industria más que cualquier otro estado donde es legal la marihuana.

Vía LA Times y Merryjane