Inicio Noticias Las 6 claves para la cosecha perfecta

Las 6 claves para la cosecha perfecta

276
0
La cosecha, ese delicado momento en la vida de todo cultivador en el que debe enfrentarse a sus demonios, luchar contra las ansias de poseer esos suculentos cogollos de marihuana, respirar hondo y hacer el proceso correctamente. De lo contrario, el trabajo realizado durante meses podría verse perjudicado. Hay varios factores que influirán negativa o positivamente en el sabor, aroma y efecto de tus flores de cannabis, pero no te preocupes, si estás dando tus primeros pasos en el autocultivo de plantas de marihuana, a continuación te desvelamos los 6 puntos esenciales para realizar la cosecha perfecta. ¡Vamos a ello!

 

1.Elige el mejor momento

Como ya te explicamos en este post, elegir el mejor momento para cosechar tus plantas de marihuana es esencial. Hay varios factores como por ejemplo el clima o ciertas plagas y/o hongos, que pueden hacer que lo más recomendable sea adelantar la cosecha, como también existen ciertas preferencias personales que pueden hacer que quieras retrasarla un poco. Sin embargo, contando que no exista ningún factor externo que te haga modificar los tiempos, el mejor momento para cortar tus plantas de marihuana es cuando: 

  • La producción de resina haya llegado a su máximo
  • El crecimiento de las flores se haya detenido
  • Las hojas secundarias de la planta empiecen a perder color y las hojas principales hayan caído en su mayoría.
  • Observando los tricomas con una lupa, haya mayoría de ellos de color blanco lechoso y algunos sean de color ámbar. 

2. Prepara el material adecuado

Antes de cortar tus plantas de marihuana, asegúrate de que dispones de los materiales adecuados para realizar la manicura. Elige un espacio cómodo y discreto (no es aconsejable que los vecinos te vean podando tus plantas de cannabis). Ten en cuenta que dependiendo del número de plantas que vayas a cosechar, esta tarea puede llevarte horas, asegúrate de que la silla y la mesa donde vayas a hacerlo sean cómodas. Aquí tienes un listado con el material necesario:

  • Unas tijeras adecuadas te serán de gran ayuda, nosotros te recomendamos unas tijeras para manicurado y poda autoretráctil.
  • Guantes de látex sin polvo
  • Cuerda fina (como la que utilizas para tender la ropa)

3.Prepara el espacio de secado: elige con antelación el cuarto donde vas a secar tus plantas de marihuana, pues este proceso influirá en la calidad del resultado final. Idealmente, el espacio debería cumplir estos requisitos. 

  • Aireación: asegúrate de que el espacio está dotado de una mínima renovación del aire.
  • Discreción: elige un espacio discreto o instala un sistema de filtrado de olores para la poda y el secado, pues será el momento en que el olor del cannabis resulte más intenso, y no es recomendable alertar a todo el vecindario de que has cosechado tus plantas de marihuana. 
  • Temperatura: intenta que sea un lugar donde las temperaturas no superen los 27º, pues a partir de esta temperatura algunos cannabinoides empiezan a degradarse.
  • Iluminación: dentro de lo posible intenta mantener el cuarto de secado a oscuras, una exposición prolongada a la luz hará que el THC se degrade.
  • Humedad: un espacio de secado muy húmedo puede propiciar la aparición de moho y hongos que pueden arruinar toda la cosecha. Limpia bien el cuarto antes de colocar las plantas intentando que esté libre de humedades.

4-Corta tus plantas a primera hora del día: el momento ideal para realizar la cosecha es por la mañana o, si estamos hablando de un cultivo indoor, cuando se encienden las lámparas, ya que la producción de resina se intensifica durante la noche. 

5- Corta tus plantas de marihuana desde la base y hazlo de una en una. Cosechar todas tus plantas de golpe y dejarlas tumbadas esperando la manicura no tiene ningún sentido. Hay quien prefiere cosechar las plantas enteras y ponerlas a secar y hay quién decide hacerlo rama a rama. No hay una norma para esto, es una cuestión muy personal.  

6- Sigue un método que optimice el proceso de la manicura: nosotros te recomendamos seguir este orden:

  1. Retira primero las hojas grandes
  2. Manicura los cogollos

Puedes quitar las hojas grandes antes de cortar la planta para que se mantenga de pie y te resulte más cómodo o después, como te vaya mejor.

Fuente Dinafem.org