Inicio Noticias Las 10 variedades de marihuana más potentes que todo amante del THC...

Las 10 variedades de marihuana más potentes que todo amante del THC debe cultivar

36
0

El THC sea seguramente el motivo de todo cultivador para germinar una semilla de marihuana. Porque el efecto de los cannabinoides es, en la mayoría de ocasiones, la meta del cultivo; no importa que sea para uso recreativo o medicinal. No en vano, nuestras genéticas más aclamadas son Moby Dick, Critical + o Original Amnesia. Quienes las habéis probado sabéis que el consumo de estas variedades no deja indiferente al cuerpo ni a la mente. Por eso, y para quienes cultiváis marihuana con el objetivo de recoger tetrahidrocannabinol, recopilamos las 10 variedadas más potentes de Dinafem Seeds en este artículo.

Moby Dick: la potencia que colocó a Dinafem en el mapa mundial del cannabis

La legendaria ballena de Herman Melville da nombre a esta genética. La razón: su efecto podría asemejarse al de un fuerte coletazo de la protagonista de la novela. Esto se debe a que su nivel de THC roza casi el 21%. Semejante ratio es fruto del cruce perfecto entre una Haze y una White Widow por uno de los breeders de este banco de semillas. El híbrido resultante (60% sativa, 40% indica) ofrece el estímulo cerebral propio de una sativa complementado por la relajación corporal de una indica. Su morfología sativa no resta rapidez a su floración: en menos de 70 días la Moby Dick ofrece densos y compactos cogollos. Y es que, más allá del efecto, la gran producción también es característica de esta genética que es, además, muy resistente a las plagas. 

Critical + y Critical + 2.0: el poder de la relajación narcótica del THC

Esta variedad es la niña bonita del banco de semillas por excelencia. Gran productora, resistente a plagas y un efecto curativo incomparable la han convertido en la chica preferida de muchos cultivadores. La gran mayoría afirmarán sin pestañear que el efecto de la Critical + es una sensación potente. De hecho, es una variedad muy empleada para el consumo medicinal debido a sus altos niveles de THC, que rondan el 20%. Este cannabinoide procura un efecto relajante y narcótico ideal para combatir dolores musculares y articulares. Claro que también puede ofrecer un efecto más moderado, si la podamos antes, cuando el THC no ha madurado tanto. Entonces el consumo de esta variedad será sinónimo de relajación y alegría. 

Big Kush: maridaje perfecto entre estímulo cerebral y relajación corporal

Su nombre ya lo indica: es una Kush, pero no una cualquiera, es una de las grandes. Fruto de un cruce entre una Critical + y una OG Kush, esta variedad hace las delicias de cualquier amante de las cepas californianas. Se asemeja a ellas, pero con una dosis extra de sabor y producción. El efecto también es grande: directo al cerebro en un principio, despertando una fuerte estimulación que puede durar hasta un par de horas, y corporal después. Esta planta tiene la capacidad de alejarnos de las preocupaciones y de elevarnos a un plano donde el estrés y la ansiedad no tienen cabida. Siempre y cuando, claro está, se consuma de un modo moderado. Ya que una dosis demasiado elevada de una variedad con niveles de THC superiores al 20% podría ejercer el efecto contrario. 

Purple Afgan Kush: efecto índico de podio

Relajación y descanso sin igual. Esta campeona índica, ha ganado primeros premios en varias ocasiones, ofrece un potente efecto sin igual. Es capaz de aliviar tensiones musculares como pocas plantas de cannabis pueden hacerlo. Aún cuando lo primero que llame la atención de la Purple Afghan Kush sean sus mágicos colores púrpuras, una vez la consumimos comprobaremos que su efecto es tan llamativo como su morfología. Su efecto sedante corporal llega con notas a incienso y a piña recién cortada, dejando que los terpenos actúen como una aromaterapia infalible.  

Original Amnesia: esa euforia sólo apta para consumidores habituales

Eufórica, estimulante y alegre. Así podría describirse la sensación provocada por la Original Amnesia. De dominancia sativa, el efecto de esta planta es enriquecedor. Según la consumimos las ganas de hablar, de reírse y de compartir impresiones se multiplican. Por eso recomendamos consumir esta variedad entre amigos. Porque el efecto provocado es más para compartirlo, que para disfrutarlo en soledad. No en vano esta marihuana que huele a Haze, limón e incienso es la más demandada en los coffee shops holandeses.

Critical Jack: la variedad ideal para despertar el debate cannábico

Esta semilla nace del cruce entre una Critical + y una Jack Herer. Llevar el nombre de uno de los activistas cannábicos más importantes de la historia no es en vano. Esta Critical Jack hace honor a ese norteamericano, Jack Herer, defensor de las bondades médicas, espirituales y económicas del cannabis y el cañamo; y eleva las virtudes de la marihuana a un nivel superior. Además de por su vigorosidad y por la excelencia de sus aromas cítricos, sobre todo porque una de las consecuencias irremediables al consumir esta Critical Jack es que despierta unas ganas de debatir y charlar imparables. Con el cuerpo relajado y la boca sonriente, las ganas de hablar se imponen. Como buena sativa (60%) el efecto es estimulante. Por eso, sólo se la recomendamos a quienes quieren dejarse llevar y dar voz a sus pensamientos silenciosos.  

White Widow: la preferidas para tratar problemas médicos

Este híbrido de dominancia índica es uno de los más demandados para aplicaciones médicas. Cuando se trata de depresiones, contracciones musculares o estrés, esta variedad cuyo nivel de THC ronda entre el 12% y el 16%, es la estrella. Porque sus propiedades terapéuticas son infalibles, gracias a esos niveles de tetrahidrocannabinol capaces de reducir el dolor y la ansiedad. Son infalibles porque no se trata de una variedad light: los cannabinoides de esta planta son potentes y conectan perfectamente con el cuerpo y mente humana.   

Dinachem: potencia sativa estable y duradera 

Esta variedad cannábica es idónea para los amantes de las semillas Sativa con rasgos exóticos. La Dinachem es fruto de la unión entre una Guava Chem y un clon élite de Original Chemdawg 91, un proyecto que vio la luz gracias a la valiosa colaboración del célebre breeder americano «Chemdog», que nos brindó la oportunidad de utilizar una serie de cepas de su propiedad. Su efecto es inicialmente cerebral, eufórico y estimulante, y posteriormente evoluciona hacia un estado de profunda relajación física. Todo ello acompañado por una potencia estable y duradera perfecta para disfrutar de placenteros momentos de descanso.

Shark Attack: el inevitable ataque del tiburón

Esta variedad no se llama ataque de tiburón porque el efecto que provoque se asemeje al de la intervención del letal animal. Sino porque una vez consumida, como cuando el marrajo ya ha enganchado a su presa, no hay vuelta atrás. A partir de ese momento se entra en un estado de relajación sin precedentes. Shark Attack es una reina índica ideal para las personas que buscan una variedad de marihuana calmante, relajante, con floración corta y que se adapta bien a los pequeños espacios de interior.   

Power Kush: largo efecto skunky

Cruzar una Afgani con una Skunk da fruto a un híbrido de aromas intensos, con notas a Kush, a Skunk, a cítricos, a madera de sándalo y a especias. Pero no es su olor lo más intenso, sino su efecto. La Power Kush es potente, equilibrada, física, mental y de larga duración. Sin duda es una alidada perfecta para alcanzar un agradable estado de relajación. Pero estemos prevenidos, porque una vez instaurada esta calma, no se marcha rápidamente. 

Fuente Dinafem.org