La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) ha destacado los esfuerzos desplegados por Marruecos en la lucha contra el tráfico de drogas, ya que la superficie plantada por el Cannabis hindú ha bajado un 40 % el año pasado.

Estos esfuerzos permitieron “una reducción muy significativa y sin precedente (-40%) de la superficie cultivada por Cannabis hindú y de la producción de la resina de Cannabis (-62%) en comparación con 2004?, indicó la misma fuente.

El informe sobre la situación de drogas en el mundo en 2006, presentado ayer en Viena por el presidente de la JIFE, destacó también la importancia de la adopción y la aplicación de la estrategia marroquí antidrogas, así como las diferentes iniciativas lanzadas para el desarrollo social y económico en las provincias concernidas, indicó un comunicado de la misión permanente de Marruecos ante las Organizaciones Internacionales en Viena.

El embajador de Marruecos ante estas organizaciones, Omar Zniber, reafirmó el firme compromiso de Marruecos para hacer frente al cultivo del Hachís. Lo cual se concretizó en 2006 por las amplias campañas de erradicación de esta planta, los esfuerzos de sensibilización de la población concernida, así como el plan global que tiende al desarrollo de actividades alternativas.

Zniber destacó también la importancia de la adopción por parte de Marruecos de una estrategia antidrogas y señaló que los esfuerzos marroquíes en este ámbito merecen el apoyo de sus socios, especialmente los europeos, visto el principio de responsabilidad compartida.

(Fuente: El Faro)