Un análisis retrospectivo de la eficacia y seguridad de la nabilona, análogo del THC, que se administró a seis pacientes con diarrea crónica refractaria tratamiento, mostró que el cannabinoide mejoró significativamente los síntomas. Investigadores de la Universidad de Módena y Reggio Emilia, Italia, publicaron su investigación en el BMC Gastroenterología.

Los enfermos fueron tratados entre abril de 2008 y julio de 2016. Después de tres meses de terapia, la nabilona oral mejoró la salud de casi todos los pacientes, con mejoras visibles en la reducción de la diarrea y con aumento de peso. La mayoría de los beneficios persistieron durante el seguimiento de tres meses. Sólo un paciente interrumpió el tratamiento después de un mes, debido a fatiga severa y confusión mental. Los autores afirman que «los cannabinoides que actúan sobre los receptores CB1 en los trastornos gastrointestinales crónicos, especialmente en la diarrea crónica refractaria, [están] ofreciendo una oportunidad para una mejora sustancial de la calidad de vida de pacientes seleccionados, con un razonable perfil de seguridad».

Pellesi L, Verga MC, De Maria N, Villa E, Pini LA, Guerzoni S. Nabilone administration in refractory chronic diarrhea: a case series. BMC Gastroenterol. 2019;19(1):105.

Fuente IACM