Las nuevas medidas esbozadas por el Ministerio de Sanidad facilitarán a los consumidores de cannabis medicinal su acceso, según una declaración del Ministerio del 4 de julio. «Estamos atentos a las críticas y a la mejora para aliviar el sufrimiento de los pacientes», dijo el Viceministro de Sanidad Ya’acov Litzman. «Continuaremos promoviendo nuevas actividades en la materia». Parte del plan del ministerio es supervisar los precios del cannabis para mantenerlo bajo control.

«Una gran proporción de pacientes pagará menos de lo que pagan actualmente en el viejo sistema», afirmó el ministerio en una declaración. El pago fijo para pacientes pediátricos y oncológicos se fijará en unos 500 NIS (unos 125€), que cubrirán sus medicamentos de cannabis independientemente de la cantidad que consuman. Bajo el nuevo sistema, se permitirán las «divisiones de prescripción», lo que significa que los pacientes podrán comprar parte de su prescripción en una farmacia y parte en otra.

Jerusalem Post del 5 de julio de 2019

Fuente IACM