El juez decretó ayer el ingreso en prisión provisional del hombre y la mujer, de 41 y 20 años, que fueron detenidos en Vinaròs, tras hallar la Guardia Civil 3.237 plantas de marihuana.

Los presuntos traficantes habían ocultado una macroplantación de cannabis en una finca de viviendas de la localidad.

Según informó el instituto armado, los susodichos conectaron cuatro pisos mediante pasadizos ocultos para crear una gran infraestructura en la que cultivar y esconder la droga incautada por la Benemérita. H

Fuente