La Policía Local de Marbella había acudido al lugar por la supuesta agresión a un hombre con una silla en la cabeza

Un detenido, más de 32 kilos de marihuana y 800 gramos de hachís intervenidos. Ese ha sido el balance con el que se ha saldado una operación en un club social de cannabis de Marbella. La Policía, además, detuvo a la responsable como presunta autora de un delito contra la salud pública, según informaron fuentes cercanas al caso. Un aviso recibido el pasado viernes en la Sala del 092 de la Policía Local alertaba de que se había producido una agresión en el interior del negocio. Una patrulla se entrevistó con la supuesta víctima, un individuo que aseguraba haber sido golpeado con una silla en la cabeza.

Una vez dentro del establecimiento para identificar al presunto agresor, los efectivos solicitaron la documentación correspondiente a la encargada del local y comprobaron que carecía de licencia municipal. Las características que el negocio presentaba eran propias de un bar.

Asimismo, la Policía observó en la zona pública varias macetas de marihuana y detectó en otro punto un invernadero, con plantas de distintos tamaños y sistemas de ventilación. Halló también numerosos botes de cristal que contenían cogollos de lo que podría ser esta misma sustancia. Ante la sospecha, los efectivos avisaron a la Policía Nacional y solicitaron la presencia de la Unidad Canina de la Policía Local. Además de la droga, intervinieron, entre otros, una picadora y un cuchillo para cortarla.

Fuente