Pregunta:  Saludos mi nombre es Santiago, me gustaría hacerte un par de consultas sobre mi cultivo interior. Te cuento, en primer lugar quería saber ¿cuando debo echar el guano de murciélago a mis plantas? He leído en un par de sitios que debería mezclarlo con la tierra, y alguien me dijo que también puede usarse con agua, pero no se la forma correcta de prepararlo. Tengo cinco Belladonas (Paradaise Seeds) y seis Big Bud (Sensi Seeds) en macetas cuadradas de siete litros bajo un foco de 600w Sylvania Grolux. Las voy a dar un mes y medio de crecimiento, y las pensaba transplantar a otras de once litros o más para acabar la floración, ¿qué me aconsejas? Muchas gracias

Santiago Carrillo

Respuesta:  Hola Santiago. Respondiendo tu primera pregunta te diré que el guano o estiércol de murciélago es una excelente enmienda orgánica rica en nitrógeno, fósforo y microelementos. Al preparar el guano de murciélago en forma de “té orgánico” los nutrientes de esté se hacen solubles y quedan disponibles para ser asimilados por nuestras plantas. Además  el guano de murciélago contiene microorganismos y miles de especies distintas de protozoos, nematodos y hogos beneficiosos que combaten las plagas y enfermedades de las plantas. Actualmente puedes encontrar el guano en dos formatos: el guano sólido, que puede usarse tanto como abono de superficie, como en “te orgánico” durante todo el año, y el guano líquido, más sencillo de usar, y que no necesita de preparación. Tanto sólido como líquido el guano es un excelente abono orgánico de floración. Pero como tu cultivas en interior te aconsejo usar mejor el guano líquido, o preguntar por tierras con guano de murciélago añadido para floración en tu Grow de confianza. Si aun así sigues interesado en usar el guano como abono de floración o como complemento, aquí te explico la manera correcta de prepara un buen “te orgánico”. Necesitaras un cubo grande, de unos 19 o 20 litros. Mezcla en el cubo cuatro litros de estiércol de murciélago con 15 litros de agua, y remueve bien la mezcla y déjalo reposar y asentar unos días. Remueve el caldo de cuando en cuando para oxigenar el agua y eliminar microbios. Si empieza a oler mal añade agua fresca y remueve más a menudo. El te resultante se diluye en agua empleando una proporción de 1 a 5 que puedes usar para regar tus plantas. Usa está enmienda orgánica combinada con el abono base de floración y conseguirás unos resultados sorprendentes. hechaguano