Dos amigos desesperados por montar un negocio cannábico son los protagonistas de esta cinta que se mueve por un circuito limitado de salas estadounidense. La meca del cine tiene ciertos problemas para producir películas en las que la marihuana sea el tema principal en la pantalla. Y eso a pesar de que esta historia cuenta con las pequeñas colaboraciones de Malcolm McDowell (‘La naranja mecánica’) y Snoop Dogg.

¿Una película en la que la reina absoluta sea la marihuana? Sí, es posible. Es lo que propone ‘Grow House’, uno de los últimos éxitos del cine independiente estadounidense. Esta divertida película cuenta la historia de dos amigos, Pat (DeRay Davis) y Darius (Lil Duval), que, ante la necesidad de dinero y visto el ‘boom’ de la marihuana terapéutica en todo Estados Unidos, deciden plantar marihuana en casa para suministrar cogollos a los dispensarios de California. Sin embargo, y a pesar de que son amantes de la hierba, no saben nada sobre su cultivo. Y además, necesitarán dinero para poner en marcha el negocio. ¿Se lo prestaría el mismísimo Snoop Dogg?

‘Grow House’ ha llegado a las salas como producto ‘indie’, sin el apoyo de los grandes estudios de Hollywood. Y eso que detrás de la película hay un equipo que debería garantizar el éxito económico: sus productores son DJ Pooh, responsable de la saga de comedias ‘Friday’ y también director, guionista y actor en esta, y Marcus Morton, detrás del drama de raperos ‘You Got Served’. Ambas películas hicieron mucho dinero en Estados Unidos. En ‘Friday’ también se veía marihuana; la diferencia (y la razón por la que nadie puso impedimentos para producirla) es que el uso no era predominante y la trama principal de las historias no estaba vinculada del todo con el cannabis. Por estas razones, ‘Grow House’ terminó siendo una película ‘indie’, producida por un estudio llamado Hollyweed Films (‘weed’ es ‘marihuana’ o ‘hierba’ en inglés).

En ‘Grow House’ también tiene un papel Malcolm McDowell, conocido por su papel protagonista de ‘La naranja mecánica’, de Stanley Kubrick. En la cinta, McDowell es el doctor Doobie, un cultivador veterano que ayuda a los protagonistas a comenzar su plantación casera.  El actor británico contó en una entrevista que disfrutó mucho haciendo su papel y que todas sus líneas de diálogo surgieron de la improvisación durante el rodaje. El rapero Snoop Dogg, que ha hecho público muchas veces su amor por el cannabis, también tiene un pequeño papel.

‘Grow House’ ha recibido críticas positivas desde su pequeño estreno en salas el pasado 20 de abril. La fecha no es baladí: es el día del 4/20. Donde más se ha visto esta buena recepción ha sido entre los internautas: la película tiene un 83 % de aceptación entre los usuarios de la famosa web de críticas Rotten Tomatoes, que le han dado una puntuación media de 4,4 sobre 5. Hay quienes señalan que lo ideal es verla en los cines, para así mandar a Hollywood el mensaje de que los consumidores de cannabis quieren ver películas en las que la hierba sea protagonista.

A pesar de las reticencias de los grandes estudios, teniendo en cuenta que la Academia de Hollywood busca una mayor diversidad entre sus miembros y las películas a las que votan, quizá esta historia tan cannábica se lleve un Óscar (o por lo menos una nominación). Y ahí algunos quizá cambien su opinión hacia el cannabis y le vean mucho potencial cinematográfico.

Fuente Lamota.org