El ISP supervisó el traslado a un laboratorio, donde se fabricará extracto y un producto farmacéutico.

Desde la comuna de Colbún en la Región del Maule y hasta Quilpué en la Región de Valparaíso, ese fue el viaje de 1.440 kilos de cannabis que pertenecían a la Fundación Daya. El producto fue entregado al Laboratorio Knop.

Con la supervisión del Instituto de Salud Pública de Chile, el traslado se realizó sin inconvenientes y con propósitos médicos. La cannabis se usará en la fabricación del extracto y la producción de un producto farmacéutico para un estudio clínico.

El producto elaborado a partir del extracto no podrá ser utilizado con otro fin más que para los pacientes del estudio clínico, hasta que cuente con la opinión favorable del Comité Ético Científico correspondiente. Luego necesitará la resolución de autorización de uso emitida por el ISP.

Fuente