Debido al resurgir que han tenido las extracciones o concentrados en los últimos tiempos tanto en la península como en los dispensarios medicinales americanos, hemos querido recopilar un poco toda la información que se encontraba dispersa para daros la oportunidad de conocer un poco sobre este tema.

Por Ripper Seeds

Existen muchas formas de extracción o concentración, algunas de ellas ya son muy populares entre nosotros. Podríamos separar las extracciones en tres grupos:   extracciones en seco, las extracciones con agua + hielo y las extracciones utilizando disolventes (normalmente butano y/o etanol).

Debido a que cada tipo de extracción da lugar a un resultado diferente, tanto en texturas como en contenido, muchos de ellos han adquirido nombres propios análogos como budder, shatter, amber glass, wax o moonrock, entre otros.

Las extracciones en seco y con agua y hielo ya son muy conocidas entre nosotros así que nos centraremos en las extracciones o concentrados utilizando solventes.

Para realizar una extracción utilizando solventes inflamables lo principal es la seguridad. Trabajar sin riesgos nos permitirá hacerlo con más tranquilidad. Los consejos básicos a seguir son sencillos pero también es muy fácil pasarse alguno de ellos.

Consejos de seguridad:

-Lo principal y más importante es estar en un sitio bien ventilado. Estar al aire libre nos dará una mayor seguridad y sobretodo debéis evitar los espacios cerrados sin ventilación.

-No fumar ni encender ningún tipo de llama durante el proceso. Aun que creáis que estáis lo suficientemente lejos toda precaución es buena.

-No realicéis el proceso cerca de materiales inflamables y mantener los botes de gas que no estéis utilizando en ese momento lejos del lugar de trabajo.

-No encendáis interruptores durante el proceso.

-Usar guantes protectores para las manos ya que la temperatura del tubo de extracción bajara bajo cero. Los guantes protegerán vuestras manos y piel.

-Utilizar una mascarilla para evitar respirar los gases que se evaporen.

Estos consejos son esenciales, siempre puedes pensar que solo les ocurre a los demás, pero si no eres plenamente consciente del riesgo que estas tomando puedes salir lesionado.

Material necesario:

-Materia vegetal si puede ser previamente congelada

-Tubo de extracción. Hay varios modelos en el mercado. El borosilicato es el material más inocuo de todos, pero también es más frágil. Si no podéis usar borosilicato el acero o el cobre será lo más adecuado.

-Filtros de café

-Gas propano. Es importante utilizar gas de buena calidad que tenga las mínimas impurezas. Si os informáis un poco encontrareis un par de marcas muy aptas.

-Guantes. Que sean gruesos y aislantes

-Bandeja de pírex. Ha de tener la mayor superficie posible, para repartir mejor el resultado y mejorar la evaporación del gas, facilitando la eclosión de las burbujas y micro burbujas.

-Cuchillas inoxidables

-Esterilla de silicona o en su carencia papel vegetal del que se utiliza para pastelería.

-Carbón activo

Primeramente se introduce la materia vegetal previamente congelada en el interior del tubo y se prensa ligeramente. El tubo ha de tener un filtro en la parte inferior para que la materia vegetal no pase, si tenéis un extractor comercial ya vendrá incorporado. Rellenar el tubo hasta que falten un par de centímetros para llegar a la parte superior y colocar un trozo recortado del filtro de café. A continuación colocaremos el carbón activo que nos ayudara a eliminar las impurezas del gas y cerraremos el tubo.

Nos pondremos los guantes y colocaremos el tubo en posición vertical y perpendicular a la bandeja de pírex, más o menos a 4 dedos de la bandeja para evitar salpicaduras y proceder a vaciar el gas en el interior del tubo. El gas bajara la temperatura del tubo y licuará el gas, que arrastrara los aceites hasta salir por la parte posterior del tubo. Es difícil encontrar una relación entre cantidad de gas y volumen del tubo, pero si os fijáis con atención el color del gas cambia y pasa de amarillento a transparente. Intentad no utilizar más gas del necesario ya que luego lo tendréis que evaporar.

Mientras el líquido va saliendo veréis como al contactar con la bandeja empieza a evaporar. Nos quedara una capa de líquido ámbar. Ahí tendremos el gas con nuestra extracción.

Dejaremos evaporar todo el gas hasta que solo quede una capa muy fina ya con una textura mas viscosa y dejará de burbujear, pero sigue habiendo gas en su interior. Para ayudar a su evaporación lo pondremos al baño maria con agua caliente para reactivar la evaporación.

Siempre hemos de trabajar por debajo de los 50ºC para conservar todas las cualidades de la extracción.

Repetiremos el baño maría varias veces hasta que quede transparente y sin micro burbujas.

Recogeremos el aceite con las cuchillas y lo colocaremos en la esterilla de silicona que nos ayudara a poder juntarlo. Nuestro concentrado estará listo.

Próximamente mostraremos mas métodos con mejores sistemas de purgado pero que requieren más medios.