Son ya 12 los muertos y todos ellos habían adquirido líquido con cannabis que podría ser de contrabando o adulterado ilegalmente

Las más de 800 pulmonías graves diagnosticadas en Estados Unidos por consumo de cigarrillos electrónicos están casi todas relacionadas con el uso de líquidos que contienen cannabis. Según ha revelado el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades norteamericano, en la inmensa mayoría de casos diagnosticados en 46 estados se ha empleado líquido adquirido en el mercado negro que no ha superado las pruebas sanitarias requeridas. Han muerto de momento 12 personas, y una veintena se encuentra en estado crítico.

Según sospechan las autoridades sanitarias de EE.UU. tras sus pesquisas iniciales, el causante de las pulmonías lipoideas que padecen 805 personas puede ser un líquido con tetrahidrocannabinol (THC), el principal constituyente psicoactivo del cannabis, que se inyecta en los cigarrillos electrónicos. Las marcas que no han pasado los controles pertinentes y están siendo investigadas son Dank Vapes, TKO, Off White, Moon Rocks y Chronic Carts, entre otros.

«No saben qué están añadiendo a su cigarrillo»

Según Anne Schuchatt, subdirectora del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, «los consumidores no saben qué están añadiendo a su cigarrillo electrónico o qué incluye esa solución de líquido para cigarrillo electrónico. Además, muchos de los productos y sustancias pueden ser modificados por un proveedor o por el mismo consumidor. Esos líquidos se pueden adquirir en tiendas físicas, en internet, en la calle o a través de amigos y conocidos. Esto complica mucho la investigación».

Según ha comprobado ABC, productos etiquetados Dank Vapes pueden adquirirse también en España a través de internet, aunque hay varias empresas y sitios web que comercializan botes de líquido para fumar bajo esa marca que en apariencia no tienen relación entre sí. Las autoridades sanitarias norteamericanas sospechan que muchos de los líquidos empleados son falsos o de contrabando y piden a los fumadores que extremen la precaución y sólo compren en tiendas con las licencias de venta en orden. Además desaconsejan adulterar los líquidos.

Crisis sanitaria

«Los pacientes no consumieron una misma marca, pero los cartuchos de THC precargados con la marca Dank Vapes son los más comunes entre ellos, ya que el 66% de los pacientes dijeron haber comprado esa marca. En segundo lugar, a pesar de no haber un solo producto o marca en común, la gran mayoría de los productos utilizados eran cartuchos envasados y precargados. De todos los productos líquidos de THC que se utilizaron, el 96 por ciento eran cartuchos ya envasados y precargados. Los pacientes no agregaron sustancias a sus líquidos», añade Schuchatt.

Esta crisis sanitaria ha llevado a la Casa Blanca a abrir un proceso de regulación del mercado de los cigarrillos electrónicos y la nicotina líquida. Entre octubre y noviembre, el gobierno prohibirá la venta de líquidos para fumar con sabores afrutados o dulces porque cree que están provocando adicción a la nicotina y el cannabis entre los más jóvenes. De momento, sólo San Francisco y el estado de Michigan han restringido la venta de esos artículos de ‘vapeo’.

Fuente