P:        Hola amigos, mi nombre es Sergi y les escribo desde Granollers, en la provincia de Barcelona. Como se acerca la época de sembrar en exterior, estoy pensado sacar unos esquejes de las plantas de un amigo que tiene un cultivo en interior con focos. Debo decir que es la primera vez que intento esquejar, y como mi amigo y yo somos muy novatos nos gustaría saber qué es exactamente lo que hay que hacer, qué ramas se deben cortar, y qué material y productos necesitamos… Os adjunto fotos de las plantas “madre” para que podáis decirme que aspecto tienen y si es posible sacar esquejes de ellas. Agradezco cualquier información y ayuda que podáis facilitarme. Gracias de antemano. Sergi. Granollers (Barcelona) 

 

 

R:           Hola Sergi, será un placer echarte una mano y explicarte los pasos a seguir para hacer tus primeros esquejes. Lo primero es saber que es un esqueje o clon: el esqueje es una porción (de media no mayor de los 20cm de tamaño) de planta que tiene como mínimo una yema, apical o lateral, así como algunas hojas. Esta pequeña porción de planta sufre la increíble transformación de ser el extremo de una rama para convertirse en una planta adulta e independiente con raíces.

 

Febrero130madresss

 

 

 

 

 

 

Los esquejes o clones son uno de los sistemas de propagación más utilizados en horticultura y jardinería, ya que permite obtener plantas genéticamente idénticas o “clones” a partir de otras ya adultas, lo que generalmente se denomina reproducción asexual. El aspecto negativo de cultivar clones es que estos se desarrollan hasta un 25% menos y crecen más despacio que las plantas F1 cultivadas a partir de semillas. A la hora de elegir las plantas de las que obtener los esquejes es importante buscar siempre las mejores genéticas eligiendo sólo las plantas hembras de más de dos meses, sanas,  productivas y resistentes, observando cualquier enfermedad, déficit o problema en las plantas y que pueda pasar de las madres a los esquejes.

 

 

Febrero102
 

 

 

 

 

 

 

Es importante preparar las plantas madres antes del esquejado para reducir el exceso de nutrientes (sobre todo de nitrógeno) y ayudar a los clones a desarrollar antes el sistema radicular. Para esto, yo os aconsejo dejar de abonar las plantas madre y hacerlas una lixiviación del sustrato con agua abundante al menos una semana antes de cortarles esquejes. Es importante dejar todo el material preparado y a mano antes de comenzar el esquejado de las plantas, tomar buena nota de todo el material que necesitaréis: una jarrita o vaso grande con agua para meter las ramitas que cortes a las plantas, un bisturí y cuchillas limpias de repuesto (puede valer con un Cutter nuevo o unas cuchillas de afeitar limpias), unas tijeras afiladas, suficientes tacos de lana de roca o semilleros con turba en los que meter los esquejes para que enraícen (en su defecto usar unos vasos con tierra poco abonada), hormonas de enraizamiento (las hormonas líquidas y en gel funcionan mejor que las que son en polvo ya que penetran dentro del tallo uniformemente y son más consistentes), y por último un invernadero pequeño, un tupperware o una caja de plástico grande con tapa para poder colocar los esquejes y que no pierdan la humedad.

 

 

 

 DSC0010DSC0025

 

 Los pasos a seguir para hacer los esquejes son: seleccionar las ramas que cortaremos de las plantas madre para hacer los esquejes. Las mejores son las ramas inferiores que contienen mayor cantidad de hormonas de crecimiento, lo que ayuda y facilita el enraizado del esqueje. Es importante cortar los esquejes con unas tijeras afiladas y limpias, por seguridad tanto para la planta madre como al propio esqueje. Una vez tengas elegidas las ramas (de unos 5mm de ancho por 10 o 12cm de largo) córtalas usando las tijeras y mételas rápidamente en la jarra o vaso grande con agua para que las plantas se estresen lo menos posible. En segundo lugar y con las tijeras,  repetir el corte en ángulo de 45? de inclinación y bajo el agua para evitar una posible embolia (entrada de una burbuja de aire en la herida abierta en el tallo). 

 

Febrero120Febrero123
Febrero125

Febrero144DSC0040

 

Después, con ayuda del bisturí despeja y limpia de nudos y hojas el extremo del esqueje que vas a clavar en el suelo (deben de quedar al menos dos grupos de hojas por encima del suelo y uno o más nudos por debajo). Cuando termines emplea la hormona de enraizamiento siguiendo las instrucciones del fabricante (por lo general con dejar el tallo sumergido en la hormona 30 segundos es suficiente). Haz un agujero en el sustrato con un lápiz o un palito un poco más grande que el tallo, para que cuando plantes el esqueje en el sustrato (ya sea en los tacos de lana de roca o en los semilleros rellenos con tierra) no arrastres la hormona. Cuando termines aprieta la tierra de alrededor del tallo para asegurar el esqueje y recorta sus hojas (las grandes retirarlas) para evitar que este pierda agua rápidamente.

 

DSC0128

 

Por último, debéis meter los esquejes en el invernadero o en una caja grande de plástico con tapa y pulverizar agua con un spray sobre estos. Al carecer de raíces la humedad es vital para la supervivencia de los esquejes, por eso, es fundamental que la humedad  ambiente del invernadero no baje del 85% o colocar un humidificador de ultrasonido para mantenerla constante. La temperatura ideal para que los esquejes enraícen es de entre 20? y 26?, procurando siempre mantener la temperatura del medio (tierra, tacos o semilleros) ligeramente por encima que la del aire, con unos tres o cuatro grados bastara. El fotoperíodo ideal para que los esquejes crezcan rápidamente es de 18h luz y 6 de oscuridad, igual que en crecimiento, así que no os vendrá mal el emplear unos tubos fluorescentes del tipo Grolux especialmente ideados para el crecimiento de pequeñas plantas y esquejes.

 

Junio08038