Los narcos gallegos se limitan a prestar sus servicios para el transporte a los cárteles // Alerta sobre la venta en la ‘Internet oscura’

Los datos que se reflejan en el informe europeo de 2019 sobre drogas, elaborado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, organismo dependiente de la Comisión europea revelan que el mundo del narcotráfico está cambiando y que Galicia pierde peso cualitativo y cuantitativo en el mundo de la distribución de las principales drogas; es decir, que los narcos de nuestra comunidad pasaron a ocupar un lugar secundario en el escalafón.

Lo reconoció el jefe de la Unidad de Agentes Encubiertos de la Policía Nacional Francisco Javier Redondo Rodriguez, cuando dijo que pese a que Galicia fue la puerta de entrada de la cocaína a Europa durante muchos años ahora es simplemente una de las vías de entrada” junto a otros puertos españoles y de los Países Bajos.

Y los datos de Observatorio le dan la razón: en 2018 Bélgica superó a España en volumen total de incautaciones de coca, 45 tonelada das frente a 41. La suma de los dos países supone el 61% del total incautado.

Las mafias gallegas “se han constituido como ir organizaciones de servicios” que prestan asistencia logística a las “oficinas” de los cárteles latinoamericanos instalados en España y que distribuyen la droga por todo el territorio. “El gallego hoy por hoy es el especialista”, añadió Redondo en una reciente cumbre en la Academia Galega de Seguridade en A Estrada, donde también afirmó que no consta que existan “puntos calientes” de entrada de drogas en Galicia, aunque sí matizó que el crecimiento económico de los países latinos “perjudica” la lucha contra el narcotráfico porque aumenta el volumen de mercancías procedentes de los mismos y facilita camuflar alijos.

Otro aspecto juega en contra de las bandas arousanas. “La entrega de drogas está cada vez más digitalizada”, indicó el comisario europeo de Interior Dimitris Avramópulos, en la presentación del informe citado, En concreto, apuntó a que las redes sociales y aplicaciones encriptadas impulsan la disponibilidad de los traficantes.

El estudio asegura que los mercados en la “Internet oscura” y las técnicas de cifrado “hacen cada vez más fácil que personas en solitario o en grupos pequeños participen en el tráfico de drogas”. En el caso de la cocaína destacan los innovadores y competitivos métodos de distribución, por ejemplo servicios telefónicos que disponen de mensajeros para ofrecer una entrega “rápida y flexible”, lo que el informe llama una “uberización” del comercio de esta droga.

Los gallegos aún no llegaron a estos mercados y, por ahora, se limitan a ser empresas de servicios con medios cada vez más limitados. Buena prueba de ellos es que los barcos interceptados en las últimas operaciones relacionadas con nuestra comunidad eran mercantes viejos y destartalados pesqueros que sufren averías y cuesta remolcarlos a puerto.
Fue el caso del remolcador Titán II, fletado por un grupo del que formaban parte Víctor Manuel Pérez Santos, Mario Otero, Luis Mª Rodríguez Parada, el holandés Paul Wouter y Jacinto Santos Viñas y apresado con 2.500 kilos de coca; O el Gure Leire de José Luis Ouviña, con otras dos toneladas y media de la misma droga, que tuvieron que ser trasvasadas a la lancha de Vigilancia Aduanera ante el penoso estado en que se encontraba el pesquero que estuvo a punto de hundirse en varias ocasiones a lo largo de la travesía hasta Vigo. Nada que ver con la infraestructura que utilizaban los grandes narcos gallegos como Sito Miñanco o el fallecido en accidente de tráfico Manuel Abal Feijóo, alias Patoco, que había mandado construir una plataforma futurista inalcanzable para los medios con los que cuentan las Fuerzas de Seguridad.

INFORME EUROPEO. Respecto a los datos facilitados por el Observatorio de las Drogas y las Toxicomanías en el viejo continente señalar que los últimos datos revelan que tanto el número de incautaciones como las cantidades requisadas de cocaína registran unos niveles “sin precedentes”, de manera que en 2017 se notificaron más de 104.000 incautaciones de esta sustancia en la UE (en 2016 fueron 98.000), lo que supone 140,4 toneladas (el doble de la cantidad requisada en 2016, que fueron 70,9 toneladas).

Según el estudio, la cocaína entra en Europa por numerosas vías y medios aunque destaca el crecimiento del tráfico de gran volumen por medio de contenedores para el transporte marítimo, una prueba más de la pérdida de peso de los grupos gallegos. La cocaína es además la droga estimulante ilegal más utilizada en la UE, ya que unos 2,6 millones de adultos jóvenes (de 15 a 34 años) la consumieron en el último año, según cifras de 2017.

En 2018, España fue el segundo país donde se registraron mayores cantidades normalizadas de residuos de esta droga por cada 1.000 habitantes por día, sólo por detrás de Bélgica y por delante de Holanda y el Reino Unido.

Los expertos señalan la “impresionante cantidad de cocaína incautada”, que alcanzó un máximo histórico, pero echan en falta más información sobre los problemas de salud relacionados con su consumo en toda la Unión. El informe indica que unos 73.000 pacientes iniciaron un tratamiento especializado para problemas relacionados con la cocaína.
Por lo que respecta a la heroína, la cantidad decomisada en la UE aumentó en más de una tonelada hasta las 5,4 toneladas, a lo que se suman 17,4 toneladas incautadas por Turquía, algunas de las cuales estaban destinadas al mercado comunitario.

El estudio citado indica que, en los últimos años, se han descubierto laboratorios en los que se produce esta droga a partir de morfina en Bulgaria, República Checa, España y Holanda, mientras que la pureza de la heroína sigue siendo alta y, el precio minorista “relativamente bajo”.

En cuanto al cannabis, la droga ilegal de mayor consumo en Europa, se calcula que lo consumen en torno a 17.5 millones de europeos jóvenes (15-34 años) en el último año. Los Estados notificaron 782.000 incautaciones de productos de cannabis (hierba, resina, planta y aceite), lo que Ia convierte en la droga más incautada en Europa.

En la UE, en torno al 1 % de los adultos (15 y 64 años) lo consume a diario o casi a diario, y alrededor de 155.000 personas iniciaron tratamiento por problemas relacionados con el consumo de esa sustancia.

En cuanto a las drogas sintéticas, su producción está “creciendo, diversificándose y volviéndose más innovadora”, según el informe, que calcula que en 2017 se produjeron 6,6 millones de comprimidos de éxtasis en la UE, la cifra más elevada en diez años.

El análisis de las aguas residuales y otros datos indican que el consumo de metanfetaminas, en general bajo e históricamente limitado a Chequia y Eslovaquia, parece estar ahora presente también en Chipre, el este de Alemania, España, Finlandia y Noruega.

EN ESPAÑA. En lo que respecta a nuestro país, el informe refleja que entre un 18 y 2,5 por cada mil habitantes es consumidor ocasional de opioides; el 10,3 % de cocaína, un 4 % de anfetaminas, el 3,6 % de MDMA y similares y un 35,2 % prueba el cannabis.

Por lo que se refiere a las incautaciones el Observatorio señala que, además de los 40.960 kilos de cocaína aprehendida el último año que figura en el informe, se retiraron del mercado 524 kilos de heroína, 272 de anfetaminas, 363.138 de MDMA, 334.919 de resina, 34.517 de hierba y 1.124.674 de plantas de cannabis. Precisamente España es líder en la lucha contra la resina y las plantas de cannabis.

Reseñar que en este periodo se registraron en nuestro país 483 muertes provocadas por el consumo de drogas. Fueron 8.283 en todo el territorio de la UE destacado las 3.256 de Reino Unido, el país que encabeza el consumo de todo tipo de estupefacientes excepto el cannabis, honor que se lleva Francia.

Decir que en España se diagnosticaron 105 casos de VIH por millón de habitantes, porcentaje que sube a 1.046 en la UE.

Fuente