Encontraron la mejor motivación para ser limpios

Es una bella experiencia visitar una ciudad limpia, sin basura en las calles y con sus habitantes contentos y sonrientes. Si visitas Gardiner, en Maine (noreste de los Estados Unidos) encontrarás justo eso.

Esto es porque el dueño de una pequeña boticaria de marihuana medicinal, Dennis Meehan, ha encontrado la mejor manera de motivar a sus habitantes para que pasaran un sábado recolectando basura de la ciudad: regalarles cannabis.

“Trae una bolsa de basura y te damos cannabis”, decía la promoción, y consistía en justo eso: tomar una bolsa para basura, pasear por la ciudad, recolectar basura y llevar la bolsa llena a la tienda de Meehan para recibir marihuana medicinal gratis.

Dennis Meehan se inspiró para esta iniciativa en una visita que realizó a Colorado, primer estado en legalizar por completo el uso recreativo de la marihuana, y ver que la dinámica tuvo muy buenos efectos y fue recibida con alegría por sus habitantes. Así que decidió aplicar la misma lógica en Gardiner.

A pesar de que regalar producto no es un buen modelo de negocios para nadie, Meehan asegura que su plan traerá mejoras en muchos sentidos ya que no solo limpiarán la ciudad, sino que más personas podrán probar los beneficios de esta planta que “ayuda no solo a pacientes a mejorar su calidad de vida; sino, por consecuencia, mejora la calidad de vida de las familias de los pacientes”.

“Regalar” marihuana es legal en Maine en lo que se aprueba su uso recreativo, y la familia dueña del dispensario se aseguró que todos los alegres ganadores fueran mayores de 21 años para recibir sus premios a la limpieza de la comunidad.

Fuente