En un estudio controlado por placebo con 71 participantes, compuesto por 3 grupos (25 sanos, 27 adultos expuestos al trauma sin trastorno de estrés postraumático y 19 pacientes con trastorno de estrés postraumático), las bajas dosis de THC disminuyeron la reactividad relacionada con la amenaza en una determinada región del cerebro, la llamada amígdala. Tras la ingesta de placebo o THC, todos los participantes se sometieron a un procedimiento de procesamiento de amenazas bien establecido durante la resonancia magnética funcional (RM). En el estudio participaron investigadores de diferentes departamentos de la Universidad Estatal de Wayne en Detroit, Estados Unidos.

El THC disminuyó la reactividad de la amígdala relacionada con la amenaza. Los autores llegaron a la conclusión de que «estos datos preliminares sugieren que el THC modula el procesamiento relacionado con la amenaza en los individuos expuestos al trauma con TEPT, lo que puede resultar ventajoso como enfoque farmacológico para tratar la psicopatología relacionada con el estrés y el trauma».

Rabinak CA, Blanchette A, Zabik NL, Peters C, Marusak HA, Iadipaolo A, Elrahal F. Cannabinoid modulation of corticolimbic activation to threat in trauma-exposed adults: a preliminary study. Psychopharmacology (Berl). 2020 Mar 11. [in press]

Fuente IACM