La empresa norteamericana Cannatol RX ha creado un revolucionario aerosol intranasal, con una alta concentración de THC, capaz de detener rápidamente un ataque de epilepsia sin efectos secundarios. Un avance que demuestra una vez más los beneficios medicinales del cannabis. Por el momento, este producto solo se comercializa en las ciudades estadounidenses de Denver y Colorado Springs, aunque está previsto que se amplíe su distribución a San Francisco, Los Ángeles o Las Vegas esta misma primavera.

 

Las aplicaciones del cannabis no dejan de sorprendernos cada día. Aunque numerosos estudios ya han probado los efectos positivos del cannabis en enfermedades tales como la epilepsia o la esclerosis múltiple, el último espray nasal creado por la farmacéutica estadounidense Cannatol RX ha llegado para demostrar una vez más sus beneficios. Este aerosol intranasal, elaborado con cannabinoides como el THC, es capaz de detener las convulsiones provocadas por un ataque de epilepsia en solo 20 segundos.

Para demostrarlo, sus creadores han difundido un vídeo con casos reales de niños que estaban sufriendo ataques epilépticos. En las imágenes se puede ver que, tras la aplicación de una dosis del aerosol cannábico, los pequeños rápidamente cesan sus movimientos y vuelven a su estado normal. Cada dosis aporta cinco miligramos de THC por pulverización.

Incluso su creador Jason Cranford y el equipo de Cannatol RX están sorprendidos por los efectos. “Cuando se administra el aerosol nasal, en 20 segundos las convulsiones se detienen. Me he dado cuenta de esto en los vídeos, en muchos vídeos, cómo los padres empiezan a contar después de la aplicación del aerosol y es alrededor de 20 segundos cuando los ataques epilépticos de los niños paran”, declara Cranford. Estos excelentes resultados se convierten en una esperanza para miles de padres que cada día ven sufrir a sus hijos con estas enfermedades.

Por el momento, el medicamento solo se comercializa en Estados Unidos a través de la Fundación Flowering Hope, puesta en marcha también por Jason Cranford, en sus sedes de Colorado Springs y Denver, ambas en el estado de Colorado, donde la marihuana es legal. Sin embargo, como anuncian en su web, esta misma primavera llegará a más estados y podrá estar disponible en establecimientos de Seattle, Portland, San Francisco, Los Ángeles o Las Vegas.

¿Cómo se consigue un producto cannábico tan revolucionario?

Para crear este aerosol, a Cranford le acompañó un equipo formado por médicos, botánicos y farmacéuticos. En concreto, trabajó con el doctor Christian Bogner, experto en el sistema endocannabinoide, para imitar los medicamentos de rescate farmacéutico que se utilizan en los tratamientos de emergencia. Sin embargo, en el caso de su producto, querían utilizar todos los ingredientes orgánicos.

Estos medicamentos de rescate son capaces de salvar la vida a niños diagnosticados con epilepsias que no responden a los tratamientos farmacéuticos convencionales. Con cada crisis estos pacientes se exponen a riesgos de daños cerebrales que incluso les pueden llevar a la muerte en los casos más extremos. “Las crisis convulsivas tonicoclónicas, frecuentes en los niños con epilepsia, ocurren cuando caen al suelo y empiezan a convulsionar violentamente. Estos ataques pueden prolongarse más de cinco minutos (que se llama estado de mal epiléptico), siendo letales”, explica Cranford. “Cuando se ve que un niño muere a causa de la epilepsia, por lo general se debe a ese estado en convulsiones”, concreta. 

Ahora, con este espray se puede actuar desde el primer minuto y frenar los ataques rápidamente sin llegar a superar el límite para que el niño entre en tan fatídico estado. Algo que no consiguen los tratamientos convencionales, como el mismo Cranford explica: “Hay más de una docena de medicamentos antiepilépticos (también conocidos como AED por sus siglas en inglés) y al final todos estos fármacos no son efectivos y no ayudan a los pacientes con las convulsiones”. Además, este aerosol es una alternativa a los fármacos de rescate contra la epilepsia, administrados por vía rectal, algo embarazoso para hacer en público.

Para la elaboración de este espray, Cannatol RX utiliza métodos de extracción de terpenos y cannabinoides de las plantas de marihuana, garantizando altos estándares de pruebas y control de calidad.

La irrupción de los esprays intranasales de cannabis en la medicina

A pesar de que los aerosoles intranasales no están tan extendidos como los esprays por vía bucal (como el Sativex), los inhaladores o las gotas para ingerir, Cannatol RX no ha sido la única empresa que ha desarrollado este tipo de medicamento.

La compañía MGC Pharmaceuticals, con sede en Perth (Australia), también ha creado un aerosol nasal para administrar cannabinoides. Según indicó el doctor Ross Walker hace unos meses, el producto está listo para usarse cuando se regularice la marihuana medicinal en Australia. En este sentido, el pasado mes de febrero se supo que el ministro de Salud australiano, Greg Hunt, anunció cambios sustanciales en el acceso al cannabis medicinal para pacientes crónicos o con enfermedades graves, lo que podría suponer un paso más hacia la comercialización.

Por el momento, el producto se ha probado a través de varios ensayos clínicos. Por un lado, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur se realizaron estudios con pacientes, tanto mayores como niños, con epilepsia severa, que dieron excelentes resultados. También allí, en la región de Victoria, un grupo de niños con epilepsia severa probaron el producto a través de un ensayo clínico. Ambos estudios demostraron que existía una reducción de ataques epilépticos del 36 al 54 % tras usar el producto. 

A mediados de febrero, la compañía también inició un nuevo estudio clínico para evaluar la eficacia de la formulación de cannabis medicinal en niños y adolescentes con epilepsia resistente al tratamiento. Los resultados serán fundamentales para el desarrollo de su producto.

Actualmente, MGC Pharmaceuticals (también conocida como MXC) se ha expandido fuera de sus fronteras australianas con diferentes adquisiciones y acuerdos que la han convertido en uno de los grupos con más experiencia en la medicina cannábica. Esto podría suponer que sus avances en aerosoles nasales acercasen estos productos a los países europeos, siempre y cuando las legislaciones lo autoricen.

A pesar de ser un mercado aún en expansión, este tipo de esprays cuenta con múltiples ventajas en medicina. Además de ser altamente eficiente, la aplicación por la nariz hace que sea un producto amigable para los pacientes, especialmente para los niños pequeños. Asimismo, estos aerosoles carecen de efectos secundarios que perjudiquen a los enfermos, por lo que resultan una alternativa inmejorable para el tratamiento de pacientes con epilepsias severas. Todo son ventajas, y habrá que estar pendiente a los que nos traiga el futuro.

Fuente Lamota.org