Los investigadores del Departamento de Salud de la Mujer y el Niño de la Facultad de Ciencias de la Vida y Medicina del King’s College de Londres, Reino Unido, analizaron los datos de 4.465 lactantes cuyas madres dieron a luz durante 2017 y 2018. 205 mujeres informaron de que fumaban tabaco (4’7%) y 106 cannabis (2’4%). Las que tenían más probabilidades de fumar eran las jóvenes (15-19 años), las mestizas y las de raza blanca.

Fumar tabaco se asoció con una puntuación media más baja en el peso al nacer y el perímetro cefálico. La combinación del consumo de cannabis y tabaco dio como resultado un menor peso al nacer y un menor perímetro cefálico que el consumo de tabaco solo. El estudio también encontró «que el cannabis solo no causó una reducción significativa ni en el peso al nacer ni en el perímetro cefálico».

Sturrock S, Williams E, Ambulkar H, Dassios T, Greenough A. Maternal smoking and cannabis use during pregnancy and infant outcomes. J Perinat Med. 2020 Jan 11. [en imprenta]

Fuente IACM