El consumo de cannabis se asoció con una reducción de la mortalidad hospitalaria después de un infarto de miocardio. Este es el resultado de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Colorado en Aurora, EE.UU., que comparó 3.854 pacientes, que consumían cannabis, con 1.273.897 que no lo consumían. Se analizaron las historias clínicas de 8 estados distintos de enfermos de infarto agudo de miocardio (IAM). Fueron comparados los perfiles clínicos y los resultados de los pacientes que presuntamente consumieron cannabis con los de los que no informaron sobre consumo de cannabis. Se excluyeron los mayores de 70 años y aquellos que consumían cocaína, metanfetamina o alcohol.

No hubo diferencias entre los dos grupos con respecto a muerte, paro cardíaco y shock. Sin embargo los que consumían cannabis tuvieron una pequeña disminución del riesgo de mortalidad hospitalaria (OR 0’83). Los autores del estudio afirman: «Presentamos varias nuevas observaciones en relación con el efecto del consumo de marihuana en los resultados tras un IAM. Lo más sorprendente es que parece que el consumo de marihuana se asocia con una disminución de la mortalidad tras un IAM».

Johnson-Sasso CP, Kao D, Walker LA. Marijuana use and short-term outcomes in patients hospitalized for acute myocardial infarction. J Am Coll Cardiol 2016;67(13_S):569-569.

Fuente IACM