En un estudio poblacional de casos y controles con 5.950.391 pacientes del Proyecto Coste Sanitario y Utilización (Healthcare Cost and Utilization Project, HCUP) de 2014, el consumo de cannabis se asoció con una reducción significativa de la prevalencia de enfermedad hepática grasa no alcohólica. Este es el resultado de una investigación realizada por varias instituciones científicas de Estados Unidos y Canadá.

Tras identificar a pacientes con enfermedad hepática grasa no alcohólica (1% de todos ellos), fueron agrupados en tres categorías: no consumidores de cannabis (98’0%), consumidores de cannabis no dependientes (1’7%) y consumidores dependientes de cannabis (0’2% ). Se encontró que alrededor del 20% (odds ratio ajustado: 0’82) redujo la prevalencia de la enfermedad en todos los consumidores de cannabis en comparación con los no consumidores. El efecto fue aún mayor en los consumidores dependientes con una reducción del 52% (odds ratio ajustado: 0’49).

Fuente IACM