Según el análisis de los datos de 72 pacientes adultos, el CBD mejoró la ansiedad y el sueño. Esta gran serie de casos retrospectivos fue realizada por científicos del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Colorado en Denver, Estados Unidos. El principal problema era la ansiedad en 47 participantes y el sueño en 25.

Las puntuaciones de ansiedad disminuyeron durante el primer mes en 57 enfermos (79’2%) y permanecieron disminuidas con el tiempo. Las de sueño mejoraron durante el primer mes en 48 pacientes (66’7%), pero fluctuaron con el tiempo. Con la excepción de 3 casos, el CBD fue bien tolerado. Los autores concluyen diciendo que el cannabidiol puede ser beneficioso para los trastornos de ansiedad.

Shannon S, Lewis N, Lee H, Hughes S. Cannabidiol in Anxiety and Sleep: A Large Case Series. Perm J. 2019;23.

Fuente IACM