El consumo tanto de cannabis como de CBD (cannabidiol) puede ser útil para reducir el deseo de consumo (“craving” en inglés) de drogas duras, como opioides, cocaína y alcohol. Científicos de la Universidad de Columbia Británica, Canadá, realizaron una revisión de los efectos sobre la salud mental del consumo de cannabis. «La investigación sugiere que la gente puede estar consumiendo cannabis como droga de salida de sustancias potencialmente más dañinas, como los fármacos opioide para el dolor», dijo el investigador principal del estudio Zach Walsh, profesor asociado de psicología en el campus Okanagan de la Universidad de la Columbia Británica.

En la reunión anual de la Sociedad Americana de Neurociencia un grupo del Instituto de Investigación Scripps de La Jolla, EE.UU., informó sobre la investigación preliminar que muestra que el cannabidiol puede apaciguar el deseo de consumo de cocaína en ratas. Los científicos permitieron que las ratas se dosificaran a voluntad con cocaína hasta que se convirtieran en adictos. Al cabo de tres meses dieron a algunos de los animales parches transdérmicos con cannabidiol. Las ratas que recibieron los parches redujeron la ingesta de cocaína mientras que las que no continuaron consumiendo tanta cocaína como antes. Otros investigadores (de la Universidad Miguel Hernández de España) informan de un estudio que demostró que el cannabidiol reduce el consumo de alcohol.

Walsh Z, Gonzalez R, Crosby K, S Thiessen M, Carroll C, Bonn-Miller MO. Medical cannabis and mental health: A guided systematic review. Clin Psychol Rev 2016;51:15-29.

Science Daily del 16 de noviembre de 2016

Can Pot-Related Drugs Wean Substance Abusers Off the Hard Stuff? Scientific American del 22 de noviembre de 2016

Fuente