Según un estudio de un grupo de científicos de Nueva Zelanda y Australia, el uso de cannabis mejoró el manejo del dolor después de una lesión en la médula espinal, incluyendo la función y la mejora de las actividades de la vida diaria. Sus autores entrevistaron a 8 enfermos y valoraron 6 variables.

Los participantes estaban motivados a usar cannabis cuando otras estrategias de manejo del dolor habían sido ineficaces, y eran expertos consumidores bien informados sobre el cannabis. Informaron que el cannabis redujo su dolor rápidamente y les permitió participar en actividades de la vida diaria sin la somnolencia de los analgésicos recetables tradicionales.

Bourke JA, Catherwood VJ, Nunnerley JL, Martin RA, Levack WMM, Thompson BL, Acland RH. Using cannabis for pain management after spinal cord injury: a qualitative study. Spinal Cord Ser Cases. 2019;5:82.