Un extracto de cannabis con THC y CBD, administrado junto con la terapia estándar, mejoró la supervivencia de pacientes con glioblastoma recurrente, un tumor cerebral particularmente agresivo. Este es el resultado de un estudio controlado con placebo realizado con 21 enfermos, según GW Pharmaceuticals, fabricante británico del extracto de cannabis Sativex. Fueron asignados al azar 12 pacientes a recibir Sativex junto con temozolomida y 9 placebo junto con temozolomida.

El estudio demostró que el 83% de los enfermos con glioblastoma recurrente documentado tratados con THC y CBD habían sobrevivido el primer año en comparación con el 53% del grupo placebo (p = 0’042). La supervivencia media para el grupo de cannabis fue superior a 550 días en comparación con los 369 días en el grupo placebo. El comunicado de prensa dice: «GW ha llevado a cabo una amplia investigación preclínica oncológica sobre varios cannabinoides en diversas formas de cáncer incluyendo de cerebro, pulmón, mama, páncreas, melanoma, ovario, gástrico, renal, próstata y vejiga. Estos estudios han sido publicados en unas 15 revistas y muestran los efectos multimodales de los cannabinoides en una serie de vías clave asociadas con el crecimiento y la progresión del tumor».

Nota de prensa de GW Pharmaceuticals del 7 de febrero de 2017

Fuente IACM