Un joven de Barakaldo se ha ganado la amistad eterna entre sus vecinos después de organizar una fiesta de música electrónica en el balcón desde las 23:00 hasta las 05:00 de la madrugada del sábado pasado. Además lanzó pastillas de MDMA a los balcones de sus vecinos para animarles a continuar la fiesta y darlo todo hasta el final. Su nombre es Eneko Gurruzeta, tiene 21 años, y confiesa que su carrera como Dj de Pubs en el municipio se ha visto truncada por culpa del coronavirus.

Todo ocurrió en un bloque de pisos de la avenida San Agustín en Barakaldo (Vizcaya) conocido por su alto por un alto porcentaje de estudiantes. La noticia se hizo publica después de que varios usuarios colgaran videos en Instagram y en Facebook explicando lo que estaba ocurriendo. “Hay un tío lanzando droga por la ventana y poniendo musicote. No me lo puedo creer viva España”, publicó un usuario.

Además el propio Eneko retransmitió el evento en directo, alcanzando en el mejor momento 83 espectadores. Durante la grabación explicó que “la droga es para compartirla”, y que por eso había lanzado un total de 39 pastillas. “Muchas se han quedado en la terraza del primero que no vive nadie, pero ya hay algunos que se la están gozando” decía media hora después de empezar.

La fiesta fue un escándalo en el vecindario, y según pudimos contar había hasta 47 personas bailando en el balcón. Las pastillas que regaló eran Mitsubishi, Hello Kitty, Dominós, y Sonic, todas ellas con una alta concentración de metanfetaminas. Finalmente en torno a las 5 de la mañana se despidió de los espectadores online y de los que aún quedaban drogados en el balcón. “Ha sido un placer compartir mi droga y mi musica con todos vosotros. Nos vemos pronto pero me debéis 30 euros cada uno”, culminó.

Fuente