Los Mossos han desmantelado una organización especializada en el suministro de marihuana en clubes cannábicos del área metropolitana de Barcelona, y en el marco del operativo han decomisado 500 kilos de esta sustancia y han detenido a cinco personas.

En un comunicado, la policía catalana ha detallado que la intervención se llevó a cabo el 4 de julio, y ha precisado que la marihuana decomisada estaba preparada y empaquetada para la venta al por mayor, y que además ha intervenido hachís, un arma larga, un chaleco antibalas, unos 40.000 euros en efectivo y un vehículo de lujo.

Los detenidos son cuatro miembros de la asociación y una persona relacionada con un club cannábico y se les achaca ser los presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas.

Este operativo es la segunda parte de una investigación que, en un principio, iba dirigida a desarticular una organización criminal especializada en robos violentos en domicilios de empresarios.

Fruto de aquella investigación, que supuso la detención de varias personas en abril, los agentes tuvieron conocimiento de que la organización criminal también se dedicaba al cultivo y venta de marihuana, por lo que iniciaron una segunda fase de la investigación.

Los agentes constataron que se hallaban ante una organización criminal que controlaba todo el proceso de cultivo y distribución de marihuana, y que los destinatarios finales de esta droga eran, mayoritariamente, asociaciones cannábicas del área metropolitana de Barcelona.

 La organización criminal estaba dividida en cuatro estamentos bien diferenciados: el líder; sus personas de confianza que se encargaban del cultivo y transporte de la droga; otro grupo que hacían el contacto con los posibles compradores y daban apoyo logístico, y las personas vinculadas a las asociaciones cannábicas que posteriormente vendían la droga al por menor a los clubes.

Con esta estructura se aseguraban no sólo la supervisión, control, recolecta y distribución de la marihuana, sino que también se fomentaba el consumo gracias a sus vínculos con las asociaciones cannábicas.

Tras declarar en sede judicial, el juez decretó el ingreso en prisión para el líder de la organización y libertad con cargos para los cuatro restantes y, aunque se da el grupo por desmantelado, no se descartan nuevas detenciones.

Fuente