Según avanza el verano, los pistilos de nuestras autos van apareciendo como un anuncio de lo que está por llegar. El increíble aspecto de un jardín en la terraza de una casa con plantones idénticos y de una altura controlada nos hace ganar en ilusión y expectativas, pero también de preocupaciones. ¿Podremos terminar con éxito nuestro cultivo? ¿obtendremos los resultados previstos? Hasta ahora todo nos hace pensar que sí, que el camino es el correcto, pero en cannabicultura, como en el fútbol, el partido no termina hasta que pita el árbitro.

Texto y Fotos: Luis Hidalgo

En nuestro caso, el árbitro no es otro que un final de enormes y prietos cogollos. Recordemos que los tiempos de cultivo en los que nos estamos moviendo son más cercanos a un cultivo en indoor que a uno de exterior clásico, donde no es nada usual cosechar antes de que acabe agosto. Además, las plantas aún crecerán algo más durante los treinta primeros días de floración con lo que las técnicas usuales de cultivo indoor tampoco son aplicables sin más a nuestro entorno y veremos como las adaptamos al patrón de floración que muestran las variedades automáticas y más concreto la seleccionada para este proyecto aparte de aplicar métodos de regeneración de la tierra que consiguen que un medio que usualmente queda inerte tras un ciclo completo de cultivo acabe manteniendo nutrientes y microvida.

Por todo esto, si bien todo nos hace pensar que llegaremos a buen puerto, todas precauciones son pocas ya que el calor va subiendo a medida que avanza el verano y las condiciones de cultivo se van haciendo más extremas. Si bien la estructura de las plantas es fuerte y robusta, con tallos de más de centímetro y medio de grosor en la base y ramificación terciaria, el sistema de cultivo es relativamente sensible a determinados factores que expondremos más adelante y en definitiva hacen que el nivel de atención al cultivo sea mayor de lo esperado en un principio.

Comienzo de la floración

La frondosidad de las plantas es espectacular para un cultivo de terraza, siendo muy similar a lo que podríamos ver en un contenedor de 10 – 15 litros en exterior con al menos ocho horas de luz directa y otras tres o cuatro de indirecta y penumbra. Realmente todo se debe a la velocidad vegetativa de las auto que prepara la estructura de las plantas en 30-40 días y no en meses como las variedades clásicas que dependen de las horas de luz, además de potenciar todas las partes bajas al estar el Sol en su punto más potente y con un ángulo de incidencia ideal para el cultivo de automáticas optimizando la penetración y el aprovechamiento de la energía.

Haremos una breve aproximación a la cuestión de la luz a nivel técnico. El mundo vegetal posee una característica única: Una planta es capaz de producir por si misma todo lo que necesita para su desarrollo durante todo su ciclo vital. Realmente, no es por si misma. Para que el milagro suceda, es necesaria la presencia de un “órgano”, algo que permita la transformación “alquímica” (o más bien química, sin mas), de una serie de sales disueltas en agua en los más variados compuestos orgánicos, desde aminoácidos a proteínas, pasando por glucosas, almidones y celulosas, hasta llegar a la formación de tejido vegetal especializado o de los hidrocarburos precursores de los cannabinoides.

El elemento responsable de todas estas transformaciones es la clorofila, una sustancia que tiene la particularidad de facilitar el movimiento de electrones a través de la excitación provocada por los fotones contenidos en el flujo luminoso. Lo cierto es que resulta un poco complicado explicar este milagro a alguien que no tenga unas ciertas bases en biología y química orgánica, así que intentaremos utilizar los términos técnicos justos,.

El Fotosistema

Un fotosistema es el conjunto de moléculas de clorofila y otros pigmentos empaquetados en los tilacoides. En el «corazón» del fotosistema se encuentra la clorofila que absorbe la luz para convertirse en una forma «activada». La energía contenida en esta clorofila activada se utiliza para hacer funcionar la maquinaria química de la cual depende gran parte de la vida de los vegetales, y en este caso, del cannabis.

La fotosíntesis es un proceso que se desarrolla en dos etapas:

Reacciones lumínicas: es un proceso dependiente de la luz (etapa clara), requiere de energía de la luz para fabricar ATP y moléculas portadoras de energía NADPH reducido, a usarse en la segunda etapa. 

Ciclo de Calvin- Benson: es la etapa independiente de la luz (etapa    oscura), los productos de la primera etapa más CO2 son utilizados para formar los enlaces C-C de los carbohidratos. Las reacciones de la etapa oscura usualmente ocurren en la oscuridad si los transportadores de             energía provenientes de la etapa clara están presentes. Evidencias recientes sugieren que la enzima más importante de la etapa oscura         esta estimulada indirectamente por la luz, de ser así el termino no sería correcto denominarla «etapa oscura». La etapa clara ocurre en la grana y la oscura en el estroma de los cloroplastos, y produce la siguiente reacción:

6 CO2 + 12 H2O –>> C6H12O6 + 6 O2

 

El hecho anteriormente comentado con respecto a la etapa oscura puede ser de vital importancia para el cultivo de cannabis narcótico en interior, pues implica directamente a la circunstancia de que, en la naturaleza, raramente se produce una oscuridad plena y total durante la noche. más adelante publicaremos las tablas con los resultados obtenidos tras diversos experimentos de simulación de ciclos lunares en interior así como del uso de ultravioletas realizados durante los años 2003 y 2004 en los laboratorios del Departamento de Recursos Biogenéticos de la Facultad de Biología de la UAM y el Dpto. de Investigación sobre Biodiversidad Vegetal de la UPM por el autor y su equipo.

En la etapa clara la luz que «golpea» a la clorofila excita a un electrón a un nivel energético superior. En una serie de reacciones la energía se convierte (a lo largo de un proceso de transporte de electrones ) en ATP y NADPH. El agua se descompone en el proceso liberando oxígeno como producto secundario de la reacción. El ATP y el NADPH se utilizan para fabricar los enlaces C-C en la etapa oscura.

Definición y características de varias regiones de longitud de onda de la luz    
ColorRango de longitud de onda(nm)Longitud de onda representativaFrecuencia (ciclos/S) hertziosEnergía (KJ/mol)
Ultravioleta< 40025411.8 x 1014471
Violeta400-4254107.31x 1014292
Azul425-4904606.52x 1014260
Verde490-5605205.77x 1014230
Amarillo560-5855705.26x 1014210
Anaranjado585-6406204.84x 1014193
Rojo640-7406804.41x 1014176
Infrarrojo>74014002.14x 101485
     

Riegos y nutrición

31En el momento en que empezamos a ver que las preflores se desarrollan correctamente ya comenzamos a adaptar a las plantas al cambio de nutrición que potencia la formación de flores y tricomas, esto es, rebajando al máximo el nitrógeno y aumentando los niveles de fósforo y potasio además del aporte de oligoelementos y vitaminas variadas y algún que otro complemento que vaya activando las señales hormonales que disparan la floración aparte de las propias de las variedades automáticas.

Para ello, primero pasamos 50 litros de agua de ósmosis con algún rompesales o complejo enzimático que se encargue de limpiar celulosas, materia muerta y sales acumuladas así como de reactivar el medio en general. Como en este momento estamos aplicando un par de minutos de riego cada dos horas con tres goteros de piqueta y uno de superficie por planta, el depósito nos durará alrededor de dos días. El siguiente riego ya lo completamos con solución nutriente para floración, ajustando el pH final alrededor de 6. En nuestro caso, hemos utilizado un sistema de tres botes, apoyado por un complejo de vitaminas y aminoácidos. También añadimos un “booster” con ácidos húmicos y fúlvicos estos primeros días para dar un empujoncito y terminar de estabilizar el medio, ya que aunque los cilindros de lana de roca han aguantado bien y su estructura se encuentra en perfecto estado, no está de más reforzar las reacciones bioquímicas y el sistema defensivo, sobre todo contra los hongos de raíz.

En la próxima entrega detallaremos el régimen nutricional utilizado durante toda la floración y algunos trukillos para incrementar la producción de las auto en terraza.

LEER PARTE II