Empresarios colombianos e israelíes visitaron el municipio de Corinto, donde construirán una planta que pretenden convertir en la más grande de Latinoamérica para procesar cannabis

El alcalde del municipio de Corinto, Edward García, aseguró que más de 1.500 cultivadores ilegales de marihuana en el norte del departamento del Cauca serían beneficiados con la construcción de la empresa de cannabis medicinal en la zona. 

Según el mandatario, en los municipios de Miranda, Caloto, Toribío, Corinto y Jambaló, hay campesinos e indígenas que encontrarán en esta la oportunidad de salir de la ilegalidad con un proyecto implementado por empresarios israelíes y colombianos. 

Hasta esa zona llegaron delegados de One Colombia para colocar la primera piedra de la que sería la planta más grande para el procesamiento de marihuana en Latinoamérica. La primera extracción se realizará en menos de seis meses y ya hay tres hectáreas sembradas para ello. 

Los directivos de la empresa, una de las tres autorizadas para efectuar la industria de cannabis en Colombia, indicaron que cultivarán plantas para producir todo tipo de medicamentos, suplementos y alimentos.

Las comunidades de la región consideran que este proyecto ayudará a mejorar la salud de las personas y que incrementará las oportunidades laborales. 

Fuente