La inhalación de cannabis mediante un vaporizador redujo el dolor en 42 pacientes con dolor neuropático relacionado con lesión o enfermedad de la médula espinal. Este es el resultado de un estudio controlado con placebo realizado por investigadores de la Universidad de California, EE.UU., publicado en The Journal of Pain. Después de obtener los datos basales, los participantes se sometieron a un procedimiento estandar de 4 vaporizaciones de cannabis que contenían placebo o THC en concentraciones de 2’9% o 6’7% en tres ocasiones distintas. 3 horas más tarde se les administró una segunda dosis; los participantes eligieron inhalar entre 4 y 8 vaporizaciones.

Mediante el uso de una escala de calificación numérica del dolor de intensidad de 11 puntos, los científicos demostraron una respuesta analgésica significativa para el cannabis vaporizado. Los efectos psicoactivos y subjetivos fueron dosis-dependientes. Las dos dosis activas no difirieron significativamente entre sí en cuanto a potencia analgésica. Los autores concluyen afirmando que «este estudio apoya la consideración de futuras investigaciones que incluirían estudios de mayor duración, de semanas o meses, con el fin de evaluar la eficacia del cannabis medicinal en pacientes con dolor neuropático central».

Wilsey B, Marcotte TD, Deutsch R, Zhao H, Prasad H, Phan A. An Exploratory Human Laboratory Experiment Evaluating Vaporized Cannabis in the Treatment of Neuropathic Pain from Spinal Cord Injury and Disease. J Pain. 2016 Jun 7. [en imprenta]

Fuente IACM