En experimentos con diversos tipos de muestras celulares, el cannabidiol (CBD) ha demostrado comportarse como antagonista sobre los receptores CB1 y sobre los CB2.

(Fuente: Thomas A, et al. Br J Pharmacol 2007 Jan 22; [versión electrónica ya disponible])