Inicio Noticias CBN: el cannabinoide desconocido

CBN: el cannabinoide desconocido

29
0
Puede que alguna vez te hayas preguntado de qué está formado el cannabis. Sus efectos y propiedades son tan variados que es normal que queramos descubrir lo que se esconde dentro de esta planta. Los componentes más conocidos son el THC, encargado de los efectos psicoactivos, y el CBD, que se ocupa de ejercer de contrapunto con sus efectos más calmados. En este artículo te vamos a presentar a un tercero de estos compuestos, el CBN, un extraño para muchos amantes de la marihuana pero que guarda múltiples beneficios.

Si nos sumergimos y buceamos en la composición del cannabis, podemos encontrar hasta ochenta compuestos químicos diferentes. Los que gozan de mayor reconocimiento son, sin duda, el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Estos dos compuestos cannabinoides (llamados así porque activan los receptores del mismo nombre de nuestro cuerpo humano) son los responsables de la mayoría de los efectos que la marihuana produce en el organismo y por ello son también los más estudiados.

Sin embargo, en los últimos años un tercer cannabinoide está empezando a cobrar protagonismo. Se trata del cannabinol (CBN), una sustancia que se encuentra en las subespecies de Cannabis Sativa e Indica / Afghanica y que esconde numerosos efectos terapéuticos. En nuestro organismo, actúa como un agonista débil (una sustancia que aumenta la actividad de otra) de los receptores de nuestro cerebro, lo que potencia ligeramente los atributos del cannabis.

Beneficios del CBN

A pesar de tener un nombre muy parecido al del CBD, el cannabinol ofrece un perfil único de efectos que ha llevado a los investigadores a solicitar más estudios sobre él. De momento, si por algo destaca el CBN es por su capacidad para ayudarnos a conciliar el sueño: este componente es un aliado esencial para combatir el insomnio sin tener que recurrir a las famosas píldoras para dormir. Así, una pequeña dosis de CBN puede ser una buena opción para todos aquellos que recurren al cannabis con la intención de poner fin a las largas noches en vela.

Por esta razón tampoco extrañan las propiedades del CBN como sedante. Según los investigadores, cinco miligramos de este componente son tan efectivos como una dosis de diez miligramos de diazepam, un fármaco con capacidades ansiolíticas y relajantes usado por millones de personas en el mundo.

Pero los beneficios del CBN no quedan aquí. Se ha descubierto que esta sustancia alivia el dolor y fomenta el crecimiento de las células óseas. Además es antibacteriano, antinflamatorio y anticonvulsivo, por lo que sirve para calmar las molestias de varias enfermedades, como el lupus. También es recomendable para abrir el apetito, sobre todo en personas que siguen tratamientos de quimioterapia. Por último, se ha demostrado que es beneficioso para combatir los dolores crónicos y enfermedades como el párkinson o la esclerosis múltiple.

Con este compuesto no debes preocuparte por los efectos psicoactivos. Los expertos aseguran que, a diferencia del THC, las consecuencias del CBN en el cerebro son prácticamente inexistentes. Esta es una estupenda noticia para aquellos pacientes que necesitan medicarse pero prefieren mantener la mente despejada. Para ellos, ya existe una opción como la nabilona, un medicamento que contiene este cannabinoide sintético y que se comercializa en muchos países del mundo.

Los investigadores han estudiado en profundidad este fármaco y han descubierto que sus efectos sedantes y relajantes pueden aliviar los síntomas de múltiples enfermedades. Actualmente, la nabilona está disponible como antiemético, es decir, para paliar náuseas y vómitos como resultado de tratamientos oncológicos. Pero la cosa no queda aquí: además, resulta ser una alternativa para combatir los dolores neuropáticos, como el ardor, la frialdad, el entumecimiento y el picazón.

Asimismo, un reciente estudio ha demostrado que es especialmente eficaz para combatir los dolores musculares crónicos de la fibromialgia. Según la investigación, cuatro semanas después de recibir el tratamiento los pacientes habían mejorado considerablemente, y los efectos adversos que presentaban eran mínimos.

Cómo se consigue

Con el CBN pasa algo parecido a lo que sucede con el vino, porque para obtener resultados hay que esperar un tiempo. Este compuesto se produce por la degradación del THC, de manera que cuando el cannabis se corta y almacena, el tetrahidrocannabinol empieza a perder sus propiedades y pasa a convertirse en CBN. Concretamente, este componente psicoactivo expuesto a rayos ultravioleta (o al aire) pierde moléculas de hidrógeno para transformarse primero en CBNA y luego en CBN.

Este proceso se puede acelerar mediante calor u oxígeno, así que por norma general la marihuana más añeja y peor almacenada (en condiciones de luz y temperatura) contiene mayor porcentaje del cannabinoide que unos cogollos guardados en un bote hermético y opaco. Ya que es habitual encontrar gran cantidad de cannabis que se ha curado de forma inapropiada en cajas de cartón o madera, muchos apartan esta cosecha en un rincón escondido, sin tener en cuenta los múltiples beneficios que la planta puede también traerles. Sin embargo hay que tener en cuenta que la mayoría de los cogollos contienen sólo pequeñas cantidades de CBN, que rara vez supera el 1% de concentración, frente al 20% que pueden alcanzar el THC.

Para aquellos que no quieran conformarse con cogollos pasados y secos, los investigadores están experimentando con nuevas fórmulas de productos ricos en CBN. Los aceites, comestibles, cápsulas o parches con un alto porcentaje de este cannabinoide pueden resultar extraños, pero dado el creciente protagonismo de este componente y la progresiva legalización del cannabis no sería escandaloso pensar que el día de mañana se presentaran como un producto más. Hasta entonces, puedes probar con flores frescas recién salidas del laboratorio y concentrados que muestren niveles elevados de CBN. O también puedes seguir insistiendo con la hierba añeja. Aquí ya depende de la elección de cada uno.

Ahora que ya conoces las propiedades del CBN, no tienes excusa para dejar de probar los múltiples efectos de este componente, que emerge como futura promesa en el mundo del cannabis con propiedades terapéuticas. Quién sabe, quizás dentro de unos años el cannabinol esté a la altura de sus hermanos mayores. De momento, tiene aptitudes para lograrlo.

Fuente Dinafem.org