por @Drogoteca

El pasado viernes, 17 de junio, tuvo lugar un encuentro -con un conocido CSC de Madrid como amable anfitrión- entre el diputado de Podemos Juan Ignacio Moreno Yagüe, @Hackbogado en las redes sociales, y el abogado portavoz del colectivo “Regulación Responsable”, Bernardo Soriano.

No fue un encuentro casual. Tras una comida y sobremesa, en la que Cannabis Magazine entrevistó a Juan Ignacio Moreno sobre política de drogas, se producía el encuentro -en el ambiente cómodo y distendido de “The High Class”- que llevaba meses siendo preparado. Al encuentro también asistieron Marta, la abogada y representante del CSC que nos acogió, y Hugo, el activista de Regulación Responsable (también periodista) que facilitó los contactos para que todo cuajase oportunamente. Y cómo no, un servidor junto con el diputado en la Junta de Andalucía.

Oportunamente llegamos al mismo tiempo que Marta, e inmediatamente pasamos a cumplimentar (ambos, el diputado y yo) los trámites legales para poder acceder como socios al club. Tras ese primer contacto, en el que Juan Ignacio ya pudo ir viendo cómo era el proceso legal y administrativo de acceso a un CSC, accedimos al local y fuimos ya presentados todos, mientras hacíamos una visita a la zona del dispensario para ver lo que allí se ofrecía y varios de los presentes aprovechaban para hacer alguna adquisición cannábica (yo me decidí por una extracción en seco de una variedad “Diesel”). De allí pasamos a sentarnos todos, y se unió al encuentro Jorge -un socio del club e ingeniero agrónomo- que aunque si bien no era algo planeado, el sentido de la reunión no tenía nada de oculto y se mantuvo todo el tiempo abierta a todos los presentes en la sala: íbamos a hablar de cannabis, de la situación en el estado y de la política de drogas que hemos vivido hasta este momento, de cara a que dicha política cambie radicalmente en el futuro inmediato.

No había nada que esconder, ni nadie quería esconderse tampoco. Antes de sacar las fotos de la ocasión, se pidió el preceptivo permiso tanto a los responsables del club como a los socios que se encontraban en el mismo: todas las personas en la sala que fueron preguntadas al respecto (salían en las fotos) dieron su consentimiento para ser fotografiadas. Y el encuentro quedó abierto a cualquiera que quiso acercarse a escuchar y preguntar, como fue el caso de otro usuario que -a mitad del encuentro- se unió y de otros que por allí se acercaron.

La sintonía y el buen ambiente que surgió entre los allí presentes, permitió que Bernardo expusiera los puntos de identidad básicos de “Regulación Responsable” y su propuesta de modelo regulatorio para el estado español, que fue acogida con clara receptividad por el diputado. Juan Ignacio Moreno pudo comprobar, en primera persona -durante una tarde, sólo truncada por los forzados horarios de tren debidos a la huelga- el funcionamiento práctico de un CSC (incluida la dispensación y el consumo de cannabis, de todos los presentes con él charlando) y el modelo teórico sobre el que se formula la propuesta -más consensuada y seria del país- que realizan los principales actores de la realidad cannábica en España, a través de la plataforma de “Regulación Responsable”.

 Juan Ignacio Moreno Yagüe, @Hackbogado, y el abogado portavoz de Regulación Responsable, Bernardo Soriano

También hubo un tiempo para que Hackbogado expusiera sus ideas al respecto de la política de drogas, de los cambios que se debían realizar y de la forma de realizar dichos cambios. Sobre este extenso e interesante punto, tendréis toda la información en la entrevista realizada por Cannabis Magazine y que será publicada en el número 147 del mes de agosto. De momento sólo os diremos que, gusten o no las ideas de Juan Ignacio Moreno en materia de drogas, sus puntos de vista y sus aportaciones son algo totalmente distinto a todo lo anteriormente escuchado en boca de alguien que fuera diputado de Podemos (o de cualquier otro grupo político con representación) y algo totalmente alejado de cualquier clase de concesión prohibicionista o hipócrita. Escuchando a Hackbogado -supongo que por mi formación educativa- flotaba en mi cabeza una frase del Evangelio de Mateo puesta en boca de Jesucristo, capítulo 10, versículo 34:

“No penséis que he venido para traer paz a la tierra;

no he venido para traer paz, sino espada.”

No imagino una frase que resuma mejor la estupenda disposición del diputado Moreno, y la calidad de las ideas que aportó; no ha venido para poner parchecitos a un sistema pútrido (en todos sus aspectos y no sólo el cánnabis). Personalmente, no pude salir más satisfecho de aquel encuentro entre Bernardo Soriano de “Regulación Responsable” y Juan Ignacio Moreno de “Podemos”, y aprovecho para agradecer su papel a todos quienes facilitaron -a pesar de los inconvenientes sorteados- que ese hecho se produjera finalmente.

Este encuentro ha tendido puentes, funcionales de verdad, que -ahora más que nunca- resultan necesarios para toda la comunidad interesada en un cambio en la política de drogas y a la hora de concretar una hoja de ruta a seguir en la deconstrucción de la nociva “política de bajo nivel y visión” que aún hoy mantiene en España al cannabis, y sus usuarios lúdicos o terapéuticos (incluidos niños enfermos con epilepsia y a sus familiares “delincuentes”, según la legislación, por facilitarles cannabis como medicamento) dentro de una kafkiana pesadilla anacrónica.

Tendréis cumplida información de todo en la entrevista concedida por Juan Ignacio Moreno a Cannabis Magazine, en el número 147 del mes de agosto. Os dejamos este vídeo para los que no conozcáis a Moreno:

https://www.youtube.com/watch?v=U78FyJGLDHA&app=desktop