La venta de test de drogas repunta un 20% en 2009 y cae a la mitad hasta junio.

La venta de test de detección de droga se disparó casi un 20% en 2009, al pasar de las 136 unidades vendidas en 2008 a las 163 comercializadas por las farmacias de la provincia al término del pasado año. Sin embargo, la tendencia se ha invertido este 2010, ya que hasta junio se habían vendido un total de 37 pruebas frente a las 72 contabilizadas en el mismo periodo de 2009, según los datos facilitados por Cofarcir, la cooperativa farmacéutica de Ciudad Real.

En la actualidad ya se pueden encontrar hasta 28 tipos de tests de detección de droga en el mercado. Su precio varía en función del tipo de prueba (de una sola droga o multidroga) y del distribuidor. Dos de las marcas más conocidas son Arifarm-Test, que permite detectar el uso de drogas a partir de la orina o el sudor, en tres minutos y por un precio medio de 60 euros; y Acon Test Multidroga, con el que se puede aprecisar el uso o abuso de hasta cinco tipos de drogas a partir de cualquier fluido orgánico, aunque en todos los casos la orina es la que aporta la máxima fiabilidad. Sin embargo, su coste -cerca de los 25 euros- lo hace más popular que el anterior.

A pesar de que en sus orígenes estos productos fueron ideados para controlar a toxicómanos en los centros de rehabilitación, actualmente tienen muy buena acogida entre los particulares.

Los principales compradores son padres preocupados, ante la sospecha de que sus hijos consumen estupefacientes. Así, los progenitores tienen en su mano un instrumento complementario a su instinto: test que, fundamentalmente a través del sudor o la orina, detectan si la persona ha tomado cocaína, cannabis, opiáceos o anfetaminas.

No obstante, un tercer tipo de prueba comercializada bajo el nombre de Multidrog y con un precio similar al Acon haría aumentar los datos aportados por Cofarcir. Además, éste último, que no es distribuido por la cooperativa, detecta hasta diez tipo de sustancias: anfetaminas, barbitúricos, benzodiazepinas, cocaína, metanfetaminas o drogas de síntesis, morfina, metadona, fencicildina (polvo de ángel, ketamina) y marihuana.

Fuente