La receta habitual de ponche de frutas, un clásico de la Navidad, incorpora como ingredientes básicos el agua, los zumos y el sirope casero. Modificando ligeramente el proceso de elaboración, es posible añadir extracto de marihuana a la fórmula para aumentar las propiedades de esta bebida cargada de vitaminas que aportan un chute de fuerza. Si en verano los zumos se entienden como un refresco para aliviar el calor, el ponche, si lo tomas templado, ayuda a combatir el frío característico de diciembre y los primeros meses del año. Con un toque de cannabis en forma de aceite, la bebida se convierte en el acompañamiento perfecto para estas fiestas.

 

 

El ponche es una de las bebidas más tradicionales de la Navidad, dejando aparte los habituales brindis con champán y vino. En su variedad elaborada con zumo de frutas incorpora ingredientes como los cítricos, el sirope y el jugo, pero es posible añadir otro componente a la ya de por sí atractiva fórmula: el cannabis. Las especiales propiedades de la planta de marihuana aportan un toque inconfundible a esta bebida rica en vitaminas y antioxidantes que suele tomarse templada para combatir el frío característico de estas fechas. Además, su elaboración casera nos da la excusa perfecta para refugiarnos en la cocina de las bajas temperaturas y compartir después nuestro trabajo en una agradable velada. 

Procura, como solemos recomendarte, no excederte con las dosis del extracto de marihuana, para evitar efectos desagradables. Aunque más abajo especificamos una cantidad con la que puedes comenzar, puedes modificar las proporciones una vez compruebes el resultado de la receta inicial.

Empezamos reuniendo las materias primas para preparar una buena cantidad.

Ingredientes para el ‘oleo saccharum’ (mezcla de un concentrado de cítricos y azúcar):

  • La piel de entre cuatro y seis naranjas
  • Una cucharada sopera de azúcar
  • Un vaso de zumo de limón

Ingredientes para el sirope:

  • Un vaso de azúcar
  • Un vaso de agua
  • Cuatro granos de pimienta 
  • Un trozo de jengibre de unos tres centímetros, pelado y cortado
  • Una ramita de canela
  • Dos granos de anís estrellado.
  • 15 miligramos de aceite de marihuana

Ingredientes para el zumo multifrutas:

  • 230 mililitros de zumo de naranja (un vaso entero y un cuarto de otro)
  • 690 mililitros de zumo de granada (tres vasos y medio)
  • 350 mililitros de zumo de piña (un vaso entero y tres cuartos de otro)
  • 360 mililitros de té negro (un vaso entero y tres cuartos de otro)

Elaboración:

  1. Para preparar el ‘oleo saccharum’, primero pela las naranjas y deja la mínima parte blanca posible. A continuación, machácalas junto con el azúcar y déjalas macerar durante 30 minutos. Mézclalo después con el zumo de limón y remueve bien. Por último, retira las pieles de las naranjas y reserva el líquido.
  2. Para elaborar el sirope, mezcla en un cazo el azúcar, el agua, los granos de pimienta, el jengibre y el anís. El jengibre y el anís dan un toque picante a la bebida, así que si lo prefieres puedes prescindir de estos ingredientes. Déjalo hervir a fuego lento para reducir el volumen durante unos 10 minutos. Una vez retirado del fuego, vierte el contenido en un bol pasando el líquido por un colador o escurridor con el fin de eliminar las partes sólidas. 
  3. Pon el fluido resultante en una licuadora o en un vaso para batidora y añade el aceite de cannabis, bate hasta que la mezcla quede homogénea y deja que se temple.
  4. Prepara el té aparte y deja que se enfríe un poco.
  5. Mezcla los zumos de frutas: naranja, granada y piña, y añádele el té en un cuenco lo suficientemente grande.
  6. Pon en marcha la licuadora o la batidora y vierte lentamente el jugo multifrutas en el sirope cannábico. Mézclalo todo durante 30 segundos. 
  7. Disminuye un poco la velocidad y añade el preparado del ‘oleo saccharum’. Mezcla hasta obtener un líquido homogéneo.
  8. Sirve la bebida a tu gusto. Puedes ponerle hielo o tomarla templada. ¡Que aproveche!

Fuente Dinafem.org